Despejado
T 22.9° | ST 22.9° Aeroparque Buenos Aires, Argentina
Revista el Federal - Sustentable - nota

El sistema de ecobicis porteño será manejado por una empresa brasileña

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decidió meses atrás concesionar el servicio de bicicletas públicas a una empresa privada durante diez años.

El proyecto fue aprobado por la Legislatura meses atrás, abriendo paso a una licitación pública que concluyó la semana pasada, y que adjudicó el contrato a una empresa brasileña.

La flamante concesionaria es Tembici, y con su llegada incorporará a Ecobici el sistema de sponsoreo. Las nuevas bicicletas aseguran que son más modernas, resistentes y anti vandálicas, poseerán conexión doble SIM para asegurar el servicio de internet, el anclaje será individual y mediante un software abierto se podrá monitorear de manera centralizada el funcionamiento tiempo real.

Los nuevos administradores deberán extender el sistema a 400 estaciones y 4 mil bicicletas, y mantener la gratuidad del servicio. Actualmente, Ecobici cuenta 200 estaciones automáticas en 20 barrios de la Ciudad, 206 kilómetros de bicisendas y ciclovías protegidas y 2.500 bicicletas reforzadas que traccionan a más de 286 mil usuarios registrados. De ellos, el 445 son mujeres y el 56% varones.

Según mencionan desde la Secretaría de Transporte de la Ciudad, el objetivo de pase de mando es elevar la calidad del sistema y seguir promoviendo la movilidad sustentable.Nuestro objetivo es lograr que Ecobici esté a la altura de estándares de calidad internacionales y duplicar su cobertura, y para lograrlo nos inspiramos en grandes ciudades del mundo con sistemas públicos de bicicletas que son un éxito y cuentan con tecnología que permite brindar una mejor experiencia al usuario”, expresó Juan José Mendez, secretario de Transporte de la Ciudad.

Los nuevos rodados serán más ergonómicos, livianos y robustos, contarán con un cuadro de aluminio reforzado diseñado para uso intensivo, cambios internos antivandálicos de tres velocidades, sistema de frenos “Rollerbrake”, que garantiza frenadas más seguras, luces LED integradas que se encenderán cuando el ciclista empieza a pedalear, ruedas reforzadas y cubiertas con sistema anti pinchadura y bandas reflectantes. El asiento será resistente a la intemperie, el manubrio reforzado con protector de cables y los pedades antideslizantes. Timbre y canasto son accesorios que también estarán presentes.

En el primer trimestre de 2018 su uso subió un 8,3% en el Macrocentro porteño respecto al mismo período de 2017. En tanto, si se lo compara con la demanda de 2016, el porcentaje asciende a 29,2. Si se amplía el mapa de cobertura, del semestre enero-julio 2017 al actual, el incremento fue del 59% en toda la Ciudad, lo que representa 1.189.992 viajes contra los 747.948. En un día, esa cifra llega a 12 mil.

Entre las críticas más frecuentes que se le hacen al sistema se encuentra el estado de algunos rodados, que en ocasiones sufren desperfectos y o faltantes de piezas, que los vuelven inutilizables.