Empresas extranjeras han puesto en la mira la posible riqueza carbonífera del yacimiento conocido como Cuenca de Claromecó en el sureste de la provincia de Buenos Aires. Esta área la integran 15 municipios que enviaron sus referentes en un encuentro que se realizó en La Madrid con el fin de sentar una posición negativa sobre la explotación que usaría el fracking para llegar al carbón.

Los distritos donde las firmas extractivistas pretenderían explotar son fundamentalmente Coronel Pringles, La Madrid, Tres Arroyos y Laprida. La Asamblea de la Cuenca de Claromecó es un colectivo formado por concejales, vecinos y especialistas que se plantan frente a la posible presencia de empresas que ocasionen contaminación en las napas de agua de la región.

“El objetivo es trabajar mancomunadamente con los ciudadanos y concejales de los distritos involucrados, unificando criterios y acciones contra la explotación carbonífera”, afirmaron al Diario El Orden miembros de la Asamblea.

Reunidos en La Madrid la Asamblea dejó sentada su posición y explicó el por qué la explotación en la Cuenca sería dañina para el medio ambiente: “Las empresas utilizarían la técnica experimental UCG (Gasificación Subterránea del Carbón) que es altamente contaminante y producen daños irreparables en el ecosistema. Australia ya la ha prohibido, y consiste en hacer una perforación en la tierra y luego inyectar  aire comprimido, eso hace que se encienda el carbón y los sacan a través de tubos. El proceso contamina el agua que rodea la pared, se producen fracturas en el piso y se expiden gases

“El gobierno provincial no les dice que no, pero tampoco afirma que se puede hacer, pero los indicios nos hacen confirmar que en poco tiempo iniciarán las exploraciones porque hay varios expedientes iniciados en la Dirección de Minería”, afirmó María Argieri, representante de Tandil. En la Asamblea se instó a que todos los Consejos Deliberantes de los Distritos que integran la Cuenca de Claromecó sancionen ordenanzas prohibiendo el fracking.

YPF ya tiene pozos en La Madrid y Laprida para explotar la Cuenca, el gobierno de la provincia de Buenos Aires mantiene un cómplice silencio, el carbón sería una señal de que en algún lugar de este yacimiento habría gas, lo que originaría enormes ganancias para la provincia. La empresa Australiana Delmo Group está detrás de este yacimiento. La sombra de una masiva explotación por fracking sobrevuela una inmensa área de la provincia.