Fuente: Diario Uno / Télam

Las fuertes ráfagas de viento Zonda, que comenzaron ayer en toda la provincia de Mendoza, obligaron a suspender las clases en el turno vespertino y nocturno en el Valle de Uco y el Gran Mendoza y dejaron a varios barrios sin luz. Además, el viento provocó la caída de árboles y decenas de focos de incendio, y el cierre del paso inernacional Cristo Redentor.

El Servicio Meteorológico Nacional lanzó durante las primeras horas de hoy un alerta por vientos intensos en la cordillera desde Catamarca hasta Neuquén y Zonda en la precordillera y se espera más Zonda para las próximas horas.

El viento seco causó estragos en varias barriadas, donde cedió el tendido eléctrico, en parte debido a la caída de ramas y en parte porque las mismas ráfagas derribaron los cables. “Hubo daños en algunas secciones de la Ciudad y problemas eléctricos en alimentadores subterráneos y aéreos como en la zona del barrio Aeronáutico de Las Heras”, detalló el titular de Defensa Civil, Marcelo Dapás. Ante la falta de servicio eléctrico varias cuadrillas de las distribuidoras eléctricas trabajaron en las zonas afectadas para restablecer el servicio.

El viento Zonda es un viento argentino, local seco y cálido que frecuentemente sopla y lleva mucha suciedad sobre las estribaciones orientales de la Cordillera de los Andes. Este viento nace en el anticiclón del Pacífico sur por lo tanto inicia siendo un viento frío y húmedo. Luego es desviado por el ciclón de la Precordillera e ingresa en la zona de mayores alturas, y choca con éstas generando lluvias y nevadas en las cimas. Luego ingresa al territorio argentino (provincias de Mendoza y San Juan) en forma seca, y baja rozando la cordillera y su temperatura aumenta, provocando ráfagas de viento muy intensas.

Acerca del fenómenos que se registra en Mendoza el funcionario de Defensa Civil indicó que quienes también tuvieron un arduo trabajo durante la tarde fueron los bomberos. En su mayoría, el fuego afectó campos incultos pero algunas viviendas de Guaymallén debieron ser evacuadas ante la proximidad de los focos ígneos. Desde el Ministerio de Seguridad informaron que los bomberos recibieron más de 100 llamadas. En total hubo 47 focos de incendio en disintos puntos de la Provincia. Según el detalle oficial, en Las Heras se registraron 10 incendios, en Godoy Cruz sólo uno y en la localidad lavallina de Costa de Araujo el fuego ganó 6 campos incultos.

Guaymallén fue uno de los departamentos más afectado por el fuego ya que se contabilizaron 11 incendios, sobre todo en Los Corralitos. En Tupungato hubo 5 focos ígneos y en Luján de Cuyo el Zonda provocó 4 incendios. En tanto, en el Valle de Uco el viento se sintió con fuerza sobre todo en Tupungato y Tunuyán, cuyos habitantes vieron con perplejidad cómo los árboles cedían ante las veloces ráfagas. Se pronostica que las ráfagas de viento seco continúen soplando hasta la medianoche hoy.