Se trata de una idea de la arquitecta Karina Ruiz, quien pensó en desarrollar una cabina sanitizante y contactó al diseñador industrial y dueño de la pyme Castilindo, Gabriel Smith.Fue increíble –comenta Smith- porque yo estaba pensando en lo mismo, y tenía un borrador en la computadora. Pero quería asociarme con alguien que solucionara la parte técnica. Fue cuando recibí el llamado de Karina“.

Junto a un sobrino de Karina, Juan Ignacio Ruiz, dueño de la empresa de mantenimiento y soluciones industriales “Río Paraná”, están concretando el primer prototipo de una cabina sanitizante que esperan poder donar a la Municipalidad de Campana a más tardar durante la primera semana de mayo.

Se trata de un túnel inflable de unos 2 metros de largo por 2 de alto con cortinas en los frentes que generará una neblina cuando detecte movimiento en su interior. El fluido sanitizante a utilizar será definido por el usuario y de acuerdo a las normas vigentes.

En comparación a otras propuestas que ya existen en el mercado, el diferencial de este desarrollo local viene de la mano de su portalidad; simple y rápido armado y desarmado, y empaque.Creemos que esta pandemia, entre otras cuestiones, trajo cosas y conductas que llegaron para quedarse. Y entre ellas están ciertas estrategias sanitarias y de higiene que pasarán a ser cotidianas. Nuestra cabina, que además es 100% campanense lo cual nos llena de orgullo, viene a dar una respuesta a esta nueva realidad”, indicaron.