El 21 de Junio se celebró el año nuevo andino número 5524, Evo Morales hizo un festejo en el residencial barrio de San Jorge en La Paz, y criticó el calndario gregoriano vigente y propuso cambiarlo por el del pueblo aymara, del que forma parte y que consta de 13 meses de 28 días. 

Evo Morales es el primer presidente de sangre indígena que gobierna este país en donde el 62% de sus habitantes son miembros de comunidades originarias. Siempre gobernado por descendientes de europeos, los presidentes bolivianos hasta Evo se caracterizaron por darle la espalda a la tradición indígena del país y por gobernar para las empresas multinacionales. 

La residencia presidencial está ubicada en uno de los barrios más exclusivos de La Paz, y hasta alllí Evo movilizó a todos los representantes de los comunidades andinas para celebrar la llegada del año nuevo. 

El calendario gregoriano es muy desordenado, porque establece meses de 28, 29, 30 y 31 días, por eso deseamos la vuelta a los calendarios ancestrales como parte del proceso de reconstitución de nuestra identidad“, reflexionó Evo. 

“Este 21 de junio marca el solsticio de invierno con el que se inicia un nuevo ciclo de recorrido del Tata Inti (Padre Sol), comienza un nuevo año agrícola” dijo Evo acompañadao por su canciller David Choquehuanca, aymara como Morales, quien dastacó el origen cósmico de esta celebración. “Para nosotros es una vuelta a nuestra identidad, a nuestra dignidad e igualdad y un retorno al equiliobrio

El cálculo que lleva al año 5524 se produce de la sima de los cinco ciclos de la historia de los pueblos originarios hasta el inicio de la conquista española, más los 524 años que pasaron desde entonces.

“Algunos estudiosos plantean que cualquier pueblo o sociedad que quiera tener en sus manos su propia historia, debe comprender la dinámica del tiempo, pues la expresión de sus sociedades depende de su calendario. Es por eso que proyectamos la recuperación de los calendarios ancestrales, como parte del proceso de reconstitución de nuestra identidad y la recuperación de nuestra fuerza”, afirmó Evo.

El calendario gregoriano fue introducido por el Papa Gregorio XIII en el año 1582, sustituyendo al Juliano que entonces regía al mundo y que fue instaurado por Julio César, el año 46 antes de nuestra era. 

La llegada de los españoles no sólo significó la caída de una estilo de vida que tenia fuertes lazos con la naturaleza, sino que también fueron los que impusieron un nuevo calendario con fines económicos y políticos. “El calendario gregoriano, aleja al hombre de la naturaleza”, expresó Evo y exhortó a “recuperar nuestros propios calendarios para de esta forma recuperar nuestro propio tiempo