Humahuaca además de tener unos de los paisajes más bellos del país, ahora podrá contar con un atractivo más, la cancha de fútbol más alta de Argentina. El Club Independencia de esta ciudad andina tuvo sus horas inolvidables al poder inaugurar esta cancha que era un sueño que tenían desde hace más de dos décadas. El verde de la cancha contrasta con el tono ocre de la tierra, configurando con las cerros de la Quebrada de fondo un escenario único.

El programa nacional “Clubes Argentinos” se articula con clubes de todas las provincias y se basa en asistirlos económicamente para mejorar las instalaciones o crear nuevas. El Club Independencia de Humahuaca se fundó hace 24 años en este rincón de nuestro mapa. La cancha en cuestión está a 3000 metros sobre el nivel del mar, y constituirá un duro desafío para los clubes que vengan a competir.

Con los cerros de la Quebrada de fondo, la flamante cancha fue el punto de encuentro de toda la comunidad, quien participó activamente en los trabajos para la creación de esta cancha, que a pesar de pertenecer al Club Independencia es un motivo de orgullo y alegría comunitarias para esta localidad de 10.000 habitantes que viven cerca de las nubes. Del acto de inauguración participaron el gobernador Gerardo Morales y el Secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister.

“Lo que se iba a hacer en 15 días se pudo hacer en 10”, comentó al diario El Tribuno la secretaria de Deportes de la Provincia, Analia Franco, quien prosiguió esperanzada:  “Este puede ser el puntapié inicial para que grandes deportistas vengan a hacer sus pretemporadas”.  Mac Allister, ex defensor de Boca Juniors, resaltó la importancia de los clubes como espacios necesarios de esparcimiento y contención para la juventud y la familia. “Esta cancha es el sueño de los dirigentes del Club. Empezamos a armarlo en conjunto y adjudicamos los fondos. Cuando parecía que íbamos a demorar más, la comunidad se puso a trabajar y pudimos terminar antes. Lo importante es que pudimos demostrar que todos juntos podemos hacer un gran trabajo, la comunidad ayudando en la última instancia, la nación financiando”, enfatizó Mac Allister.

Los socios del club y los habitantes de la ciudad fueron los anfitriones. Todos pisaban por primera vez el césped sintético de la cancha, algunos miraban a los arcos, midiendo futuros goles. Todos tuvieron un momento de sorpresa y alegría al oír que el el gobierno provincial y el Club Gimnasia y Esgrima de Jujuy donaron dinero para hacer las tribunas y los vestuarios. La fría, pero soleada mañana no pudo ser mejor.