Cuerpo de Técnicos, Profesionales y Personal del Jardín Zoológico de Mendoza envió un comunicado explicando que se oponen al proyecto del Ecoparque, impulsado por el gobierno provincial, y que debería quedar de lado. 

Además, el grupo “Defensores del zoo”, como se autodenominan, elevó un documento con 20 puntos en el que dan las razones técnicas de esta postura. El pedido se da en el contexto de una convocatoria realizada por el gobierno para entregar 450  mil firmas a favor del ecoparque (ver aparte). 
Para empezar solicitaron que se modifique totalmente el proyecto Ecoparque.

“Estamos de acuerdo con que el Jardín Zoológico necesita un cambio, de hecho hace décadas que el personal técnico profesional está solicitándolo, pero consideramos que este proyecto no es el camino adecuado para la función que debiera cumplir el Zoo de Mendoza”, explican.

Además agregaron que hay instituciones científicas vinculadas al bienestar animal que también rechazan la propuesta. Según ellos, estas instituciones han hecho importantes observaciones sobre las inconsistencias, errores y contradicciones presentes en este proyecto y que, por el espíritu del mismo, no son posibles de subsanar.  Señalaron que se habla de más de 400.000 firmas en Change.org apoyando el Ecoparque aunque advierten que es de público conocimiento que se pueden falsear los resultados. 

Sobre el final del documento expusieron una serie de propuestas. “El análisis fue más allá de lo biológico. Aborda el bienestar animal. Hace 10 años que hemos detectado fallas y de a poco el lugar fue empeorando. Cuando conocimos el proyecto del ecoparque lo leímos con ilusión. Pero al leerlo nunca estuvimos de acuerdo”, dijo uno de los miembros creadores del documento de los 20 puntos. 

Los 20 puntos quedan resumidos en los siguientes enunciados elaborados por los especialistas: no cuenta con el aval de instituciones científicas;  no indican bajo qué estándares internacionales se lo hará; plantea como uno de sus objetivos la reducción del número de animales exóticos pero a su vez se hará una gran inversión en recintos para estos.

Aseguran que se habla del envío de animales a “santuarios” con mucha liviandad, sin sustento realista; se puntualiza la recepción de animales de particulares, sin tener en cuenta recaudos ni condiciones para ello; trata de manera irresponsable la así llamada “rehabilitación” y “liberación” de fauna; “derivación” de animales no autóctonos, otro aspecto absolutamente falto de realismo. 

Respecto de la prohibición de introducir nuevos animales, derivación a santuarios y reservas dicen que les resulta contradictorio teniendo en cuenta que también se trabaja sobre el reacondicionamiento de recintos, aclimatación según necesidades de especie. “La castración de especies exóticas es una aberración cuando se están extinguiendo en la naturaleza; el proyecto promueve la eutanasia y la castración como reglas de manejo poblacional”, delatan.

El proyecto Ecoparque, para los expositores, presenta una estructura organizacional inviable y que los promotores del Ecoparque hablan de que se obtendrían inversiones “millonarias” sobre la base del proyecto, lo cual es altamente dudoso dada la baja calidad intrínseca del proyecto. 

Remarcan que el Proyecto de ley se basa en la falsa creencia de que un Ecoparque sin exóticos es más “barato” que un Zoo y que para elaborarlo no se realizó ningún tipo de consulta a autoridades o personal idóneo perteneciente a la institución.

“El proyecto pone en riesgo el bienestar de los casi 2.200 animales del Zoo de Mendoza por los cuales el gobierno tiene un responsabilidad directa, según la ley nacional 14.346/54 en vigencia contra del maltrato animal”. Y agregan que las sucesivas fallidas versiones del Ecoparque no representan mejoría alguna respecto de las ideas originales y que el proyecto no cuenta con el consenso necesario en virtud de su importancia e impacto de largo plazo.

Convocatoria

Para hoy a las 10.30, la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial convocó a organizaciones que impulsaron el proyecto a entregar el documento en la Legislatura con las firmas de apoyo al Ecoparque.

 

—-

 

 pasado fin de semana murieron 15 ciervos en el Zoológico provincial, situación que volvió a poner en foco el mal estado del paseo y las poco apropiadas condiciones en las que se encuentran los animales. El Gobierno atribuyó los decesos a las bajas temperaturas y las persistentes tormentas de los últimos días.

Específicamente, el comunicado oficial habla de “congestión pulmonar y estrés en los corrales, donde los animales están hacinados y compiten por la alimentación, se detectan como las posibles causas de esta mortandad en los gamos”.

Pero la extrema situación por la que atraviesa el paseo toma otro tenor a partir de una carta presentada por una médica veterinaria que justamente advertía sobre esta situación, antes de que fallecieran los 15 ciervos.

El texto, al que tuvo acceso Los Andes, fue recepcionado en el Zoo el jueves pasado a las 12.28. Día en el que tres gamos tuvieron que ser trasladados por su mal estado de salud, al día siguiente murieron.

La carta, dirigida a la directora del Zoo, Mariana Caram, y con copia a Analía Pedroza, jefa de veterinarios, expone en detalle las pésimas condiciones en las viven los animales, en especial los ciervos.

“Me dirijo a usted con el fin de reiterar las mejoras necesarias y urgentes en el sector de la ciervera, las mismas fueron manifestadas verbalmente en muchas oportunidades y hace más de 1 mes usted me pidió 15 días para resolver la construcción de los corrales para los muflones (una especie de caprino), lo cual aún no ha sido resuelto. Los animales de la ciervera se encuentran en pésimo estado, las especies están mezcladas, se lastiman con alambres y cercos rotos, los más dominantes no dejan comer a los dominados y se hieren entre ellos”, detalla la médica.

Además, agrega: “No cuentan con refugios, el sustrato de los corrales es barro, se puede observar a los animales flacos, mal de pelaje y en el día de la fecha tuve que bajar al sector de lazareto a 3 gamos blancos con imposibilidad de pararse e hipotermia”.

“Es de público conocimiento su extrema actividad para que se apruebe el proyecto de Ecoparque y por lo tanto le recuerdo que usted es directora del actual zoológico y su deber es gestionar la mejora de la calidad de vida de los animales que viven en él, habiendo demostrado en reiteradas oportunidades la poca importancia que le brinda al estado de los animales en la institución, por lo tanto solicito que se resuelva de manera urgente el problema del sector de la ciervera y del resto de los animales que no cuentan con lo básico como refugios y comederos”, denuncia la veterinaria.

“Esto excede al proyecto de ley, esta es la realidad que usted tiene la obligación ética y moral de resolver”, concluye el escrito que ayer también fue presentado formalmente en la Legislatura a la Secretaría de Ambiente, en el marco de la entrega del petitorio por el proyecto Ecoparque.

 

Organizaciones ambientalistas impulsaron un petitorio para la “aprobación proyecto de ley ecoparque mendoza y evaluación del oso polar Arturo”, la iniciativa superó las 400.000 firmas y ayer fue presentada en la Legislatura.

“Estamos haciendo una presentación en forma conjunta entre la Secretaría de Ambiente y las organizaciones”, porque “a partir de que se empezó a promover el proyecto Ecoparque en esa página (change.org), se han conseguido más de 434 mil firmas que sirven como un documento válido para poder respaldar, apoyar e impulsar la ley que hoy por hoy se está debatiendo en la Legislatura”, sostuvo el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance.

El funcionario indicó que “este certificado está respaldado además por las organizaciones locales que promueven la Ley de Ecoparque, que no son pocas y son muy representativas de una buena parte de la comunidad”.

“No pretendemos que se cierre el paseo como tal pero sí que se modifique y que deje de ser un zoológico, como fue concebido”, sentenció.

En relación a los animales que ya se encuentran en el zoo, dijo que “hay un punto de inflexión que son los animales exóticos. No se va a permitir más el ingreso de estos animales” como tampoco “se va a permitir más el intercambio de animales exóticos como se hacía en algún momento”, a lo que agregó que la población de estas especies “va a ir disminuyendo paulatinamente”.

En tanto, en lo que hace a “animales nativos o de corral que se puedan trasladar a lugares, recintos o reservas que estén en mejores condiciones que lo que están en el zoológico, se va a hacer”, subrayó.

A fines de 2015 y principios de 2016 se registraron casi 20 muertes de animales, por esta situación se declaró la emergencia ambiental y el recinto estuvo cerrado hasta fines de enero.