El desafío empieza con un paquete de spaghettis de 750 gramos de pasta seca y otro paquete de masilla epoxi. La consigna es realizar una obra cuidando la estética y brindando la mayor resistencia al peso a la que es sometida.

En esa empresa se embarcaron 12 equipos de estudiantes y graduados de la carrera de Ingeniería Civil de la UNCo, que cursaron o están cursando las materias Estabilidad III y Materiales, participaron del Quinto Concurso de Construcción de Puentes con Spaghettis que otorga puntaje en base a la mayor carga resistida, la proximidad entre la carga estimada de colapso y la carga real y el diseño de puente.

Una de las coordinadoras del concurso, la docente Rossana Jaca, explicó que el objetivo de la prueba es “que sea una experiencia académica, que se unifiquen conceptos en esta práctica que no es la habitual de las aulas”. “Hay una nueva tendencia en la elaboración de los planes de Ingeniería, que es desarrollar competencias que sean útiles para el desempeño profesional”, señaló Jaca.

Dos de las concursantes, Pierina y Soledad, dijeron a que es la primera vez que pasan por una experiencia semejante, que se les presenta como una oportunidad de llevar “los cálculos a la realidad”. Los premios para el primer puesto fueron dos notebooks; para el segundo, dos cámaras fotográficas y para el tercero, dos discos externos.