La grave falta tuvo lugar en la puerta del basural ubicado sobre la Ruta Provincial 42, en el límite del ejido urbano de Pueblo General Belgrano, municipio del distrito Costa Uruguay Norte, departamento Gualeguaychú. Un vecino que pasó por el lugar fue quien detectó la irregularidad y dio aviso a la asociación civil “Me Hago Cargo”, que implementó el protocolo previsto para estos casos.

Los bidones de estos venenos del agro fueron arrojados por un particular en el sector que fue dispuesto por la Municipalidad de Pueblo General Belgrano para aquellos vecinos que no tienen recolección domiciliaria, para que ubiquen en ese sector sus residuos. Este tipo de desperdicios deben ser tratados previamente de manera especial para su acopio y disposición final. Además, demuestra que las llamadas buenas prácticas agrícolas son imposibles de aplicar.

Este tipo de sustancias en Gualeguaychú están prohibidas para su aplicación, expendio, almacenamiento, comercialización y venta.

Los concejales del Frente de Todos de Pueblo General Belgrano, Carlos Riera y Claudina Corti, e integrantes de la Asociación Civil “Colectivo Me Hago Cargo”, realizaron una denuncia en la Fiscalía de Gualeguaychú por el hallazgo de un centenar de bidones de herbicidas, graminicidas y otras sustancias peligrosas utilizadas para fumigar cultivos.

Los responsables son los generadores, manipuladores y transportistas de estas sustancias”, indicó la concejala Corti. “Esto demuestra una vez más, y en contra de lo que siempre las entidades del campo pretendieron alegar en defensa de la utilización de agroquímicos, que aquellos que los generan y quienes utilizan estos venenos no se hacen responsables de sus desperdicios”, agregó el concejal Riera.

Los concejales encabezaron la denuncia en la Fiscalía de Gualeguaychú para que se inicie un proceso de investigación para dar con el responsable de este daño ambiental que también pone en peligro a las personas que podrían haber entrado en contacto con sustancias tóxicas.

“Si llueve se contaminan las napas del agua que tomamos en Pueblo General Belgrano y otra parte termina en el río Gualeguaychú, pero, además, con un viento desde el sector Norte, todo Pueblo General Belgrano estaría respirando ese veneno”, destacó Corti.