La energía que producimos cuando caminamos puede generar entre 10 y 20 watts en forma de calor. Un invento de la Universidad de Wisconsin-Madison, Estados Unidos, intenta aprovechar esa energía.

Se trata de unas zapatillas deportivas que capturan la energía del andar, ya que en su suela poseen un dispositivo llamado Bubber que está formado por dos placas con un líquido conductor en el medio. En su parte inferior tiene pequeños agujeros que permiten que un gas forme burbujas en su interior y exploten dentro del líquido, generando una carga eléctrica al moverse.

La energía que se puede producir con este sistema aún es muy poca, pero en próximos desarrollos creen que serán capaces de generar la suficiente como para cargar un celular.

En el siguiente video se puede ver cómo la energía que generan las zapatillas hacen funcionar una linterna: