Angelina vive en Correa (Santa Fe), tiene 5 años y padece un problema en su mano izquierda desde su nacimiento. Un grupo de estudiantes de 6 año de la Escuela Técnica N° 281 de Firmat, construyeron una mano ortopédica con una impresora 3D, de esta manera la pequeña puede tener lo más cercano a una vida normal, usando sus dos manos.

Correa es un pueblo típico de la pampa santafesina, a 60 KM de Rosario, las actividades agropecuarias definen la realidad de la localidad. Los estudiantes de Firmat, al conocer la situación de la pequeña, se unieron para diseñar una prótesis que le sirviera para poder sostener y alcanzar elementos. Según el parte de prensa que difunde la Agencia Infogei,  fue muy emotivo el momento en que los jóvenes van hasta la casa de Angelina y le hacen entrega de mano ortopédica.

La nena estaba junto a familiares y vecinos y al vernos llegar vino corriendo y luego de abrazarse con el profesor le dimos lo prótesis que estaba esperando y fue muy emocionante compartir esa experiencia en un clima festivo“, comentaron Federico, Lucas, Bruno y Valentín, algunos de los estudiantes que hicieron posible esta obra que le cambió la vida diaria a la pequeña.

Lo primero que hizo fue probar si podía abrir la puerta su habitación y lo logró sin inconvenientes“, el momento será inolvidable para Angelina. La prótesis se pudo hacer por un convenio que realizó la Escuela Técnica con la ONG Atomic Lab, que trabaja en facilitar prótesis a niños que las necesitan. La mano ortopédica que fue impresa en una impresora 3D fue hecha con un producto derivado del almidón de maiz, de esta manera se reducen las contraindicaciones.

“Se adaptó enseguida y hasta tomo una bandeja para servir sandwichitos”, comentó uno de los estudiantes para graficar la trascendencia del hecho de que Angelina pueda hacer esta acción, hasta la semana pasada, imposible. “Lo hecho se inscribe en el marco de un proyecto escolar que tuvo como objetivo solucionar un problema de discapacidad y la idea es seguir sumando y avanzando por este camino“, expresó el director de la Escuela, Jorge Porta. Los estudiantes ahora trabajan en una bicicleta especial para una persona con una discapacidad psicomotriz.