Las “zonas calmas libres de pirotecnia” serán las áreas que comprenden un radio de 100 metros de distancia de las Reservas Ecológicas Costanera Sur y Lago Lugano, el Ecoparque de Buenos Aires y hospitales.

“Es fundamental limitar el uso de pirotecnia para garantizar el bienestar de los ciudadanos y de las mascotas que viven en la Ciudad. Es una primera medida que no solo limita ciertos artefactos de pirotecnia en toda la ciudad, sino que también protege espacios sensibles donde la calma y el silencio son muy importantes“, explicó en un comunicado Eduardo Macchiavelli, secretario de Ambiente porteño, quien precisó que la resolución se publicará en los próximos días en el Boletín Oficial de la Ciudad.

De este modo, se busca garantizar una mejor calidad de vida para los vecinos que padecen Trastorno de Espectro Autista (TEA), preservar la integridad de los animales que habitan el Ecoparque y las Reservas, y al mismo tiempo beneficia a las mascotas, en especial perros y gatos, cuyo sentido auditivo es más desarrollado y, por ende, más sensible a los ruidos provocados por la pirotecnia.

A su vez, se prohibirá en todo el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires el uso de los artículos que superen las dos pulgadas de diámetro: bombas, el mortero con bomba, el mortero con efecto audible y la fogueta con tubo.

Desde la Secretaría de Ambiente indicaron que se impulsará una campaña de concientización, prevención y educación sobre el uso responsable y prudente de este tipo de artefactos.

Foto: Matilde Moyano