Un comunicado del Foro Ambiental Córdoba advierte que “las obras de extensión de la vida útil de la Central Nuclear de Embalse están incumpliendo la Ley 10.208 de Política Ambiental Provincial. Dicha norma establece en el Anexo 1 inciso 5 que son proyectos sujetos obligatoriamente a Estudio de Impacto Ambiental y Audiencia Pública a las centrales nucleoeléctricas de potencia”.

El Estudio de Impacto Ambiental permite identificar y prevenir las alteraciones que pueda generar un proyecto en el medio ambiente antes de su ejecución. Asimismo, la Audiencia Pública permite recolectar las inquietudes de los vecinos potencialmente afectados y resulta fundamental para determinar el consenso social sobre el proyecto. Todo esto es previo a que la autoridad emita o niegue la Licencia Ambiental”, destacaron desde el Foro.

Al parecer, las irregularidades se deben a que Nucleoeléctrica Argentina, una empresa del Estado nacional y actual operadora de la central, no ha presentado el Estudio de Impacto Ambiental ante la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático, luego de que el 31 de diciembre de 2015 concluyera su primer ciclo operativo luego de más de 30 años de uso. El cese de actividad permitirá el recambio de equipos y mantenimiento de las instalaciones para prolongar la vida útil por otros 30 años en el marco de un proyecto que insumiría dos años de ejecución, a probado por el Congreso aprobó en 2009.

No obstante, el 30 de enero de 2015, el Ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos notificó a Nucleoeléctrica Argentina SA que “no podrá darse inicio a las obras de extensión de la vida útil de la Central Atómica de Embalse, sin que antes le sea otorgada al proyecto la correspondiente Licencia Ambiental, conforme a lo establecido en el artículo 31 del mismo plexo normativo”.

El Foro Ambiental Córdoba hizo un pedido de información a la provincia por este tema y -en su repuesta, firmada por el ministro Fabián López el 15 de marzo de 2016- se detalla la serie de trámites realizados por la gobernacion a lo largo de 2015 para que las autoridades nacionales den cumplimiento a las obligaciones emanadas de la Ley de Política Ambiental Provincial, como también las respuestas recibidas. Hasta ahora, desde la empresa que operadora de la Central Nuclear no ha emitido ni un solo comunicado.