Un trabajo realizado por la Estación Experimental Agropecuaria Anguil del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en un acuífero freático subyacente a un establecimiento de alta intensidad agrícola en la localidad de Dorila, La Pampa, monitoreó el agua subterránea y detectó que todas las muestras contaminadas con los herbicidas imazapir (IMZ), atrazina (ATZ), glifosato (GLY) y su metabolito AMPA superaron los límites máximos admisibles en agua para consumo humano para cada compuesto individual (0.10 ug L-1).

Recordemos que este año un estudio realizado por investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) publicado por la la revista internacional “Enviromental Monitoring and Assessment” reveló “Altos niveles” de glifosato y su degradación fueron hallados en la cuenca del río Paraná, “en los cursos medio y bajo de los afluentes tributarios, de acuerdo con la agricultura intensiva que se desarrolla en la región”.

Este otro trabajo titulado “Monitoreo de residuos de plaguicidas en agua y estrategias de mitigación de contaminación” fue difundido por el Colectivo Sanitario La Pampa, que ya denunció en los últimos meses distintos focos de contaminación provocada por el uso de agroquímicos en diversos puntos de la provincia, y también la mortandad de más de 200 vacas en Ingeniero Luiggi que bebieron agua contaminada por una pulverizadora. 

El INTA entregó este trabajo al XXIV Congreso de la Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa (APRESID). 

El monitoreo data de un período que va desde junio de 2010 hasta marzo de 2016. “Las muestras analizadas para IMZ y ATZ totalizaron 758; y GLY y AMPA fueron de 110 correspondientes al periodo junio de 2010 hasta enero de 2011. La batería de puntos está conformada por 9 molinos, 2 bombas sumergibles y 5 freatímetros distribuidos ampliamente en la superficie del establecimiento de 4000 hectáreas. Diferentes niveles de IMZ (imazapir) y ATZ (Atrazina) aparecieron en los 16 puntos de muestreo en una o más de un ocasión”.

GLY y AMPA se cuantificaron en 3 de los 16 puntos a distintas concentraciones. Los niveles de GLY y AMPA variaron de 0.17 a 0.59 y de 0.12 a 4.81, respectivamente. El rango de concentraciones de IMZ fue de 0.25 a 97.08 Ág L-1, y el de ATZ fue de 0.3 to 6.47 Ág L-1. Todas las muestras contaminadas con IMZ, ATZ, GLY (glifosato) y AMPA superaron los límites máximos admisibles en agua para consumo humano para cada compuesto individual (0,10 ug L-1)”, detalla el estudio, aunque indica que “La magnitud y la disparidad de las concentraciones halladas entre compuestos y puntos de muestreo, la diferencia en la proporción de muestras contaminadas, la ocurrencia de residuos en alguna ocasión en todos los puntos de muestreo, permiten interpretar que el proceso de contaminación del acuífero no sólo es un fenómeno difuso sino también puntual provocado por derrame, lavado de pulverizadora in situ, y otros”.