T ° | ST °
Revista el Federal - Ciencia y Tecnología - nota

Hallan polen y esporas fosilizadas en las patas de gliptodontes de 700 mil años

Un grupo de conservacionistas lograron muestrear e identificar granos de polen y esporas fósiles de diferentes plantas y hongos que habitaron los alrededores de un pantano cerca de la localidad bonaerense de San Pedro, hace unos 700.000 años.

Se trata de un descubrimiento que tiene diferentes facetas de interés científico. Comenzó en junio de 2017 con el hallazgo de un grupo de armadillos gigantes o gliptodontes, que fueron extraídos en el predio de la empresa Tosquera San Pedro S. A. Allí se lograron recuperar restos de tres ejemplares adultos y un juvenil en etapa de desarrollo; siendo este último uno de los ejemplares de la especie más completos que se conocen en Argentina.

El equipo del Museo Paleontológico de San Pedro trabajó en el muestreo junto al Centro de Ecología Aplicada del Litoral (Conicet-Universidad Nacional del Nordeste), de Corrientes,

José Luis Aguilar, director del Museo Paleontológico de San Pedro e integrante del equipo que descubrió los fósiles, explicó que “la zona estaba ocupada por un extenso humedal colmado de vida. Hasta hoy se han recuperado fósiles de ciertas especies de armadillos gigantes y también pequeños, un animal llamado macrauchenia, un yaguareté, mastodontes y una especie nueva de perezoso gigante a la que se bautizó con el nombre de la ciudad, Archaeomlodon sampedrinensis”.

Los datos arrojados por los fósiles y el análisis del sedimento donde se encontraban, condujeron a los investigadores a determinar que aquellos pesados animales habían muerto en un antiguo pantano o humedal que existía en la zona y que actuaba como “trampa natural” cuando los grandes herbívoros se acercaban en busca de agua o comida, indicaron desde el Museo Paleontológico.

Además indicaron que “una vez comprendidas las características del ambiente que habitaron aquellos animales de unos 1.500 kilogramos de peso, se realizó un muestreo del barro consolidado que el ejemplar juvenil (el más completo) tenía entre sus patas”.