Las piezas halladas son clave para comprender cómo funcionaba el ecosistema durante el cretácico en Sudamérica y demuestran la enorme importancia que tiene Santa Cruz para la paleontología en la Argentina“, expresaron los integrantes del proyecto que lleva más de una década y cuenta con el respaldo de la dirección de Patrimonio Cultural de la provincia.

Se trata de un esqueleto parcial de dinosaurio ornitisquio similar al Talenkauen Santacrucensis, el cual fue hallado hace una década en cercanías de la estancia Luz Divina, sobre el río La Leona, donde también se hallaron numerosos restos de dinosaurios de cuello largo posiblemente de las especies más grandes de este grupo, como así también peces, tortugas y cocodrilos.

“Hay que prepararlo, separar la roca que contiene el fósil, pero es un animal articulado, muy interesante por lo poco que vimos en el campo“, dijo a Télam Marcelo Isasi, técnico profesional principal del Conicet, del equipo que dirige el doctor Fernando Novas en el Museo Argentino de Ciencias Naturales.

El profesional se refirió a un segundo hallazgo en cercanías de la estancia “La Anita”, “de un ejemplar desarticulado, incompleto, que parece muy interesante porque los niveles geológicos que contienen esos fósiles, no están muy documentados, no hay muchos fósiles documentados de esa edad“.

La información provincial precisó que son restos de tres individuos adultos y juveniles, correspondientes a dinosaurios ornistisquios y que pertenecen a una nueva especie de la Formación Chorrillos del Cretácico Superior.