En la madrugada del miércoles se registraron cuatro sismos asociados al fracturamiento de roca en el Volcán Copahue, aunque se aclaró que se mantiene el alerta de nivel amarillo. El macizo ha mantenido una actividad volcánica activa desde la última erupción, con evacuación de la población, en mayo de 2013.

El reporte del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) – Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (OVDAS) de Chile indica que entre las 4:45 y las 7:45 hubo cuatro sismos de diversos grados. El mayor fue de 3,8 en la escala de Richter y se ubicó a 16,4 km al estenoreste (ENE) del cráter El Agrio.
 
El Volcán Copahue es un estratovolcán activo en erupción, ubicado en la Región del BioBio, Chile y en la Provincia de Neuquén, a metros de la ciudad de Caviahue, un centro turístico internacional. El pueblo tiene 600 habitantes.
La población de Caviahue sintió los movimientos sísmicos, aunque no se observaron cambios en la actividad superficial atribuibles al evento. Por este motivo, desde el Sernageomin-Ovdas se decidió mantener el nivel amarillo y se continuará con la vigilancia en línea de la actividad volcánica.
Desde hace varios meses, el volcán emite una nube de cenizas que llama la atención de los turistas que arriban a la ciudad. Alarmados por la situación, consultan a los lugareños, quienes llevan tranquilidad a la situación, ya que “eso es todo el tiempo”.

En diálogo con una radio de Caviahue, el Intendente Oscar Mansegosa, detalló que algunos de los movimientos que fueron percibidos por la población. Además, comentó que en la ciudad están acostumbrados a esos “golpes” del volcán y minimizó la situación al decir: “Le hacemos honor al partido al cual pertenecemos, el Movimiento Popular Neuquino, ya que nos movemos todo el tiempo”.

 
La arrogancia del político es claro reflejo de la ignorancia del hombre: la naturaleza no reconoce idiologias.