Por Leandro Vesco / Fotos Télam

Una bicicleta eléctrica pensada para áreas urbanas, un generador de agua potable con energía solar y un motor con piezas que no se desgastan son algunos de los proyectos que participan de la décima edición del concurso nacional “Innovar 2014” en Tecnópolis, donde se exhiben más de 240 productos y procesos destacados por su diseño, tecnología y originalidad.

La creatividad argentina es uno de nuestros valores más destacados en el mundo entero, nuestros inventores tienen la impronta de generar innovación a partir de un escenario especial en el que no siempre se cuenta con los recursos económicos ideales, potenciando de esta forma la singularidad de los ideas.

“Este es un dispositivo único en todo Sudamérica, porque tiene el controlador eléctrico incorporado adentro del motor”, explica Rodrigo Alcoberro, de ‘Ar Motores’, en la presentación de un propulsor de bicicletas eléctricas al que lo describió como “un motor eléctrico que tiene la particularidad de no tener piezas que se desgasten, como escobillas o carbones”. Alcoberro, que participa de la feria por cuarto año consecutivo, definió a Innovar como un “espacio único”, porque allí tiene la posibilidad de “relacionarse con un montón de gente que hace cosas como uno, que tiene estas ganas de hacer cosas distintas, innovadoras, que pueden tener una proyección comercial importante”.

“La idea es que la comunidad innovadora se conecte con el resto de la comunidad y le cuente sus proyectos, estamos muy contentos por la cantidad de proyectos que participan y de aquí saldrán los 59 ganadores, entre los que se repartirá más de un millón de pesos en premios”, explica Vera Brundy, coordinadora del Programa nacional de popularización de la ciencia y la innovación de la cartera de Ciencia.

Luis Saravia y Ricardo Caso, investigador y personal de apoyo del Conicet respectivamente, trajeron desde Salta su prototipo de generador de agua potable con energía solar. “Hay muchas zonas en el país donde el agua no es potable porque tiene sal o arsénico, como pasa en nuestra provincia, donde el agua tiene ese elemento que es cancerígeno”, explicó Saravia. El investigador precisó que el equipo, que puede potabilizar hasta 30 litros de agua por día, la destila primero, separando el agua pura de la parte contaminada, lo que permite procesarla luego para volverla apta para su consumo.

La feria es organizada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, puede visitarse de 14 a 20 en el predio de Villa Martelli con entrada libre y gratuita, y ofrece al público la posibilidad de conocer más de 240 proyectos en competencia, de los cuales saldrán los ganadores del concurso y la distinción Innovar. Argentinos con ideas quieren cambiar el país con su ingenio y compromiso social.