El juez sanjuanino Pablo Oritja habría imputado por el delito de contaminación ambiental a nueve empleados de la minera Barrick Gold y seis funcionarios nacionales, entre quienes se encuentran el secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, el presidente de la Cámara de Minería de San Juan, Jaime Bergé, y el secretario ambiental provincial, Raúl Tello.

Las citaciones habrían sido enviadas para la semana del 6 de octubre y todavía pueden ser más los acusados por sus responsabilidades en el derrame de cianuro que se produjo el 13 de septiembre en la mina Veladero. La Justicia federal realizó durante el fin de semana operativos en las secretarías de Ambiente y Minería de la Nación y en organismos públicos de San Juan en búsqueda de información sobre el funcionamiento de la empresa minera.

Las medidas, entre las que se incluyen tomas de muestra del agua, fueron autorizadas por el juez federal Sebastián Casanello y pedidas por el fiscal federal Ramiro González. Ocurrieron 48 horas después de que el juez de Jáchal autorizara a Barrick Gold volver a utilizar cianuro en la mina de oro, tras afirmar que el agua no está contaminada. Los peritos de Naciones Unidas, llamados por el gobierno provincial, habían asegurado que se debe tener cautela con los primeros resultados porque la contaminación puede aparecer más tarde.

Mayoral sostuvo esta semana que “no hay ningún vestigio de contaminación en los cursos hídricos circundantes a Veladero”, y que la situación en la mina “está bien”. Según Mayoral, el programa de control y monitoreo de los recursos hídricos “se lleva adelante de manera eficiente y los números de los análisis indican que no hay ningún tipo de contaminación, de modo que queremos “llevarle tranquilidad a la gente que está aguas abajo del proyecto” insistió.

El juez Oritja aseguró que de ahora en más habrá un control más estricto del funcionamiento del emprendimiento sanjuanino.