El objetivo es evaluar los avances alcanzados en las acciones del plan, elaborar de forma participativa un plan operativo trienal 2020-2022 para los programas relacionados a pesquerías y basura marina y conformar los grupos de asesoramiento técnico que contribuirán al desarrollo de las actividades planificadas.

La protección de las tortugas marinas exige un trabajo transversal entre los distintos niveles de gobierno, sectores y sociedad civil, basado en el mejor conocimiento disponible, para minimizar las amenazas que las afectan. Estos esfuerzos de coordinación son cruciales para su conservación, a la vez que contribuyen al ordenamiento ambiental del Mar Argentino, prácticas pesqueras responsables y la gestión integral de los residuos, plásticos y microplásticos, para mitigar sus impactos a los ecosistemas marinos”, indicó el director Nacional de Gestión Ambiental del Agua y los Ecosistemas Acuáticos, Javier García Espil.

Por su parte, Gabriela Navarro, directora de Planificación y Gestión de Pesquerías de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, destacó “la importancia de este taller para seguir consolidando la implementación de los planes de acción nacionales para reducir el bycatch en las pesquerías en el marco de la profundización de la aplicación de un enfoque ecosistémico en el manejo pesquero”. También subrayó “la relevancia fundamental que tiene la participación del sector privado pesquero en estas instancias para poder mejorar el conocimiento de las interacciones de la pesca con las tortugas marinas”.

Vale recordar que el Mar Argentino, que constituye un área de alimentación y desarrollo para las tortugas marinas, se encuentra dentro de la ruta migratoria de cuatro especies: verde, carey, cabezona y laúd. En 2010, Argentina aprobó por Ley 26600 la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas (CIT).

El Plan de Acción Nacional para la Conservación de las Tortugas Marinas surge en el marco de la implementación de la CIT y se encuentra conformado por dos programas: el Programa de Acción Nacional para Reducir la Interacción de las Tortugas Marinas con las pesquerías en la República Argentina, aprobado por el Consejo Federal Pesquero; y el Programa de Acción Nacional para Reducir la Interacción de las Tortugas Marinas con los residuos marinos, aprobado por el Consejo Federal de Medio Ambiente.

El objetivo del proyecto “Proteger la biodiversidad marina: enfoque ecosistémico de la pesca y áreas protegidas” es fortalecer las capacidades de gestión y protección de la biodiversidad marina en áreas de importancia ecológica, ampliando el conocimiento sobre los aspectos biológicos, ecológicos, sociales y económicos de los ecosistemas marinos, creando y fortaleciendo áreas marinas protegidas y aplicando el enfoque ecosistémico de la pesca para minimizar los impactos negativos de la actividad.

Contar con un enfoque ecosistémico de la pesca permite asumir una mirada amplia de las pesquerías, teniendo en cuenta que la actividad se enmarca en un ambiente y un contexto social determinado. De esta manera se busca incorporar la mayor cantidad de variables y factores que incidan en la pesquería para que sea sostenible en el tiempo y que contemple elementos que consideren no solamente cuestiones relativas al recurso sino también las personas involucradas.