Con esta intervención, que incluye la donación de 5.000 plantines, la UTT presentará por tercera vez al Congreso de la Nación el proyecto de Ley de Acceso a la Tierra y le hará llegar la propuesta al presidente Alberto Fernández.

El objetivo del proyecto de ley es crear un Procrear Rural para que los pequeños productores puedan acceder a una vivienda digna y a una parcela donde producir alimentos.

Con un 35% de lo que Macri le prestó sólo en un mes a Vicentín, el Estado Argentino puede generar un fondo de crédito para dar tierras para producir y vivienda digna a 1.000 familias por mes”, afirmó Zulma Molloja, vocera de la UTT.

Según cálculos de la organización, si la Plaza de Mayo fuera una colonia agroecológica (2 hectáreas) se podrían alimentar 250 familias un año entero. De esta forma, buscan demostrar que con el acceso a la tierra para las y los productores de alimentos se solucionarían muchos de los problemas que hoy acarrea la industria agroalimentaria: hiperconcentración, especulación de precios, contaminación y trabajo informal o esclavo.

Este proyecto de Ley había sido presentado en 2016 pero, tras perder estado parlamentario, volvió a presentarse en 2018. En aquel entonces fue firmada por decenas de legisladores, entre ellos muchos funcionarios del actual gobierno como el ministro de Agricultura, Luis Basterra; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; el canciller Felipe Solá; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; y la presidenta del INADI, Victoria Donda. Entre quienes acompañaron la iniciativa, también se encuentran Luis Contigiani, por el socialismo de Santa Fe, Graciela Ocaña, por el macrismo bonaerense, y los diputados del Frente de Todos, Leonardo Grosso y Cecilia Moreau por Buenos Aires, María Cristina Britez (Misiones) y Gabriela Estevez (Córdoba). El actual presidente de la comisión de Agricultura y Ganadería del Congreso, José A. Ruiz Aragón, también firmó el proyecto de ley.

Al mismo tiempo, otra política que la organización impulsa y trabaja en conjunto con gobiernos locales y diversos ministerios y que buscan masificar es la creación de colonias agrícolas en tierras fiscales. Desde la UTT aseguran que la implementación de una política masiva de colonias agrícolas en todo el país permitiría contribuir a poner fin a la enorme desigualdad en el acceso a la tierra para las y los trabajadores campesinos.

Recordemos que en Argentina sólo el 13% de la tierra está en manos de pequeños productores que producen más del 60% de alimentos que circulan en el mercado interno, mientras que el 1% de las empresas agrarias controlan el 36% de la tierra cultivada en nuestro país.