De esta manera, la escuela dejará de utilizar el grupo electrógeno, que solo funcionaba de dos a cuatro horas por día, para convertirse en una muestra de las ventajas que ofrece la energía sustentable, en este caso alimentada por el viento y el sol.

El sistema fue diseñado por profesionales del Laboratorio de Control Automático (LCA) de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Agropecuarias (FICA) y de la ONG 500RPM de Buenos Aires, quienes ya finalizaron la instalación del sistema eólico solar Piggott, informó la Universidad Nacional de San Luis (UNSL).

El sistema está conformado por dos paneles fotovoltaicos de 500W un aerogenerador de 350W y un banco de baterías que permitirá abastecer los consumos de la escuela, con sus diez computadoras, heladera, proyector, impresora, equipo de música, pantalla smart, bomba de agua, teléfono e iluminación.

La instalación fue financiada por el proyecto Agregando Valor 2017 de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), con la colaboración de la empresa Enertronics.Ar, el Ministerio del Campo de San Luis y de la Escuela Técnica Nº 31 Profesor Víctor Saá, de la localidad de Quines.

El sistema es controlado y supervisado por un Programador Lógico Programable (PLC) que se comunica con una pantalla táctil (interface HMI), para que los docentes puedan realizar operaciones básicas. Además, esta HMI estará conectada a la antena WIFI disponible en la escuela que permitirá supervisar los datos del sistema vía internet.

El sistema de generación por grupo electrógeno se mantendrá para asistir a la institución en caso de salida de servicio de la micro red o por no poseer fuentes o recursos de generación como el viento y sol.