La situación es preocupante, ya que el guanaco es una especie nativa ratificada como de valor especial de ese parque nacional. “El pasado jueves, guardaparques de la zona constataron el hecho en la vera de la ruta nacional 237, en la zona del Río Limay, mientras llevaban a cabo un monitoreo de la especie”, informó a Télam Horacio Paradela, coordinador del Departamento de Conservación y Uso Público.

Ahora se están “aumentando los monitoreos y los controles porque esta especie esta representada en el parque nacional de manera escasa, dado que el área de estepa, ambiente principal en cual vive el guanaco, es muy reducida dentro del parque”.

Algunas eran hembras, estaban preñadas y justamente esto ha sido una de las hipótesis que se puede asociar, que el interés de esta caza furtiva tendría que ver con la comercialización de la carne dado la época en que efectivamente las hembras están por parir”, señaló Paradela.

Este no ha sido el primer caso, ha habido otro caso meses atrás y desde ya que esto supone entonces que aumentemos los controles y las fiscalizaciones del lugar para prevenir y evitar que esto suceda”, dijo Paradela y agregó: “Valorizamos desde ya cualquier información que los ciudadanos puedan brindarnos para que efectivamente estos hechos no vuelvan a suceder”.