En una resolución judicial, el juez federal de Santiago del Estero, Guillermo Molinari, indicó que quedó probado que a fines de 2012 y principios de 2013 el ingenio azucarero tucumano arrojó más de 86 millones de litros de vinaza a un canal de riego interprovincial que nace en Tucumán y desemboca en El Palomar, en el departamento Jiménez, Santiago del Estero.

El acusado es el presidente del grupo Los Balcanes, dueño del ingenio y destilería La Florida, Jorge Alberto Rocchia Ferro, quien fue procesado y será juzgado por la contaminación del agua, suelo y aire en la pequeña población El Palomar.

Con anterioridad, el fiscal federal Pedro Simón solicitó la elevación a juicio del proceso iniciado contra Rocchia Ferro, a raíz de una denuncia presentada por el fiscal de Estado de Santiago del Estero, Raúl Abate, y el defensor del Pueblo, Martín Díaz Achával, “por contaminar poblaciones ribereñas con desechos industriales”.

La vinaza es un desecho industrial que se genera con la producción de alcohol utilizando la melaza de caña de azúcar. También deberá enfrentar este proceso público el gerente de la firma, José Ramón Coronel, quien junto con Rocchia Ferro, sufrió un embargo de $200.000 cuando fue procesado por Molinari. Ambos acusados apelaron el procesamiento que luego fue confirmado por la Cámara Federal de Tucumán, que devolvió las actuaciones a la Justicia Federal santiagueña. El Juzgado Federal local remarcó que este fallo es “inapelable”, por lo que ya está abierto el proceso del juicio oral que continuará ahora en el Tribunal Oral Federal.

Rocchia Ferro y Coronel también están acusados de desobediencia judicial porque utilizaron un canal de riego cuando había una orden de la Justicia Federal de Tucumán que les impedía esta práctica. 

Fuente: Télam / El Liberal