Se trata de una unidad de atención y aislamiento entregada a modo de comodato -con chofer incluido- por las empresas Xibi Xibi y Flecha Bus.  Será administrado por el ministerio de Salud, que lo dotará del personal y del equipamiento médico necesario.

La unidad móvil posee una carrocería de doble piso, que internamente fue desmontada en su totalidad y equipada luego con doce camas individuales con separadores y un sector para los enfermeros.

“Es realmente una herramienta versátil y de mucha utilidad, no solo para que traslademos pacientes de los distintos lugares más alejados sino para que instalemos también un hospital de campaña cuando tengamos algún problema de mayor cantidad de casos en pequeñas localidades”, señaló el gobernador Garardo Morales al encabezar la entrega del vehículo.

El ministro de Salud provincial, Gustavo Bohuid, indicó que el hospital móvil se pondrá a disposición en cualquier lugar de la provincia donde haya que llegar con equipos de salud y eventualmente trasladar enfermos leves, ampliando la capacidad que brinda una ambulancia. También apuntó que podrá servir de unidad de apoyo para hospitales que tengan un desborde respecto a la ocupación de camas.

Por su parte, el representante de Xibi Xibi y Flecha Bus, Alejandro Pascuas, contó que la idea de adaptar el colectivo surgió al pensar en las localidades alejadas que no cuentan con hospitales de campaña y ponderó que el vehículo no solo queda a comodato durante esta pandemia, sino también ante cualquier contingencia sanitaria futura.