La información fue revelada por un estudio presentado hoy por Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable rionegrino. Luego del análisis de unos 800 especímenes, se llegó a la conclusión de que el fenómeno climatológico conlleva a la “baja disponibilidad de alimentos”.

La Niña es un fenómeno cíclico que produce cambios en la circulación atmosférica tropical, como vientos, presión y precipitaciones. La falta de lluvias, sumado al desmonte por mano del hombre, hace que se les dificulte a las aves conseguir alimento necesario.

Esta colonia de loros barranqueros (Cyanoliseus patagonus) que todos los veranos se instala en los acantilados de El Cóndor alcanza una población de 175 mil ejemplares y está calificada como una de las más grande del mundo.

Técnicos de Ambiente provincial presentaron el informe esta mañana en conferencia de prensa desde Casa de Gobierno provincial en Viedma.

Al respecto, el director de Fauna rionegrina, Federico Hollmann, detalló que se llevaron adelante los estudios en pichones voladores y loros adultos y que “la conclusión es que los decesos son producto del fenómeno La Niña, que conlleva a la baja disponibilidad de alimentos”.

Este muestreo tiene una fuerza única, pocas veces visto, porque se llevó de manera diaria, se generaron caminos estipulados donde todos los días en determinado horario se levantaban los ejemplares“, explicó. “De esos ejemplares se hicieron la necropsia para poder analizar causas agudas de intoxicación y para poder ver causas crónicas de intoxicación”, precisó el especialista.

En este sentido, Hollmann señaló que como resultado hubo una ausencia de tóxicos en los órganos, por lo que “certificamos que no estamos ante un caso de intoxicación de ningún tipo”.

Por otra parte mencionó que se tomaron muestras para conocer si existen otras causas bacterianas “pero la hipótesis más fuerte sigue siendo la falta de alimentos, por el el bajo peso de cada ejemplar”.

Por su parte, la vicepresidente del Consejo Federal de Medio Ambiente provincial, Dina Migani, dijo que llevará este tema para “generar acciones tendientes a controlar los desmontes”.

Además, instó a la población a que se tome mayor concientización “porque esto también es el resultado del accionar como seres humanos, que históricamente nos hemos erigido como seres superiores al ambiente, intentando modificar el hábitat y produciendo un desarrollo sin ningún tipo de cuidados ambientales”.