Se priorizará la conservación de los restos y el debido respeto por los fallecidos de estas comunidades ancestrales“, dijo la secretaría de Cultura sobre los restos.

El cráneo y los otros restos óseos fueron hallados en el campo San Enrique, ubicado a 45 kilómetros de Telén, 158 kilómetros al noroeste de Santa Rosa, La Pampa, y enviados por el Ministerio Público Fiscal de Victorica al Laboratorio de Radiocarbono del Centro de Investigaciones Geológicas, que determinó que tienen alrededor de 2.100 años de antigüedad.

Según el fiscal general de la Segunda Circunscripción Judicial de Santiago del Estero, Armando Agüero, “el cráneo encontrado en Telén es de entre el “385 y el 112 años antes de Cristo”.

En un primer momento el cazador subió a las redes sociales las fotos del cráneo y los restos óseos encontrados y luego borró las publicaciones pero la policía provincial lo contactó para que indique el lugar donde había sido el hallazgo, a fin de permitir que autoridades policiales, judiciales e integrantes de la Agencia de Investigación Científica fueran hasta allí para realizar las pericias correspondientes.

La secretaría de Cultura provincial anunció entonces que tomó intervención y definirá el destino de ese material en consenso con los pueblos originarios de la región y con los investigadores que tienen a cargo el estudio arqueológico.