En principio, la planta operará como planta piloto, para confirmar los resultados obtenidos en laboratorio, donde ya ha operado satisfactoriamente produciendo diez mil litros por día de agua libre de arsénico.

El proyecto fue realizado por investigadores y becarios de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), en el Departamento de Hidráulica de la Facultad de Ingeniería, en el marco del Programa de Cooperativismo y Economía Social en la Universidad, de la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación.

Se puso en funcionamiento el primer módulo que garantizará 10.000 litros de agua por día, y proyectamos a futuro poder producir 20.000 litros por día, asegurando la remoción de arsénico de las aguas subterráneas destinadas al consumo humano“, explicó Cecilia Lucino, coordinadora del proyecto.

Si bien la calidad del agua potable que actualmente provee la Cooperativa cumple las exigencias del Código Alimentario Argentino a nivel provincial, en cuanto a contenido de arsénico (50ppb), esta planta les permitirá anticiparse a los límites fijados por la Organización Mundial de la Salud que impondrán 10 ppb (partes por billón).

El equipo del departamento de Hidráulica dirigido por Sebastián García Eischlang, desarrolló esta planta piloto sencilla que opera de manera continua para obtener hasta diez mil litros de agua por día para bebida libre de arsénico.

La técnica empleada (ZVI) se basa en mecanismos fisicoquímicos de adsorción y co-precipitación, íntimamente relacionados con los productos de corrosión del hierro metálico.

De la presentación participó el vicepresidente del Área Institucional, Marcos Actis, miembros del Departamento de Hidráulica de la Facultad de Ingeniería, representantes de distintas cooperativas de la Federación de Cooperativas de Agua Potable y Saneamiento de la provincia de Buenos Aires (FEdeCAP) y funcionarios del sector.