«Empezamos a darle a un par de nenes que nos pedían, y terminamos sacando el dispenser con agua fría y caliente para que se hagan las infusiones. Después agregamos los bizcochitos de grasa pero nos pareció poco nutritivo, así que ahora pusimos pan, jamón y queso, y lo ponemos en la puerta, así ellos agarran«, explicó Marcos Elichiri, dueño del comercio, quien remarcó: «Mientras más gente se acerque a comer mejor para nosotros«.

«Suame» es el nombre de la farmacia ubicada en avenida 38 entre 133 y 134 en La Plata. Elichiri asegura que da «sin esperar a cambio» porque «es parte del ciclo y cuando es así, «el universo devuelve más».

Lo que invierte en comida y bebidas para los que necesitan, sale del propio ingreso de la farmacia. «Además de las infusiones y los bizcochos, le damos medicamentos también a quien no lo necesite, de alguna manera combatimos la crisis con descuentos y eso además de hacer un bien, hace que se fidelice el cliente y hace que venga más gente«, opinó.

Mientras estiman que para esta semana la temperatura máxima en La Plata no llegará a los 12 grados, Elichiri explica que realiza esta actividad con todo el equipo con el que trabaja, y que no es reciente, sino que lo implementan desde 2005, aunque aclaró que «hace 4 o 5 meses» se le empezó a dar «un giro más social». «Estamos proyectando también organizar función de títeres, además, en las fechas patrias ponemos pastelitos y churros«, apuntó.