Cualquier músico de la Argentina transitó el camino difícil de de los comienzos, cuando en su infancia soñaban con dedicar sus vidas a la música. Esos sueños tienen ahora un cauce donde andar con curso fácil, porque el mercado criollo cuenta desde hace muy poquito con una batería acústica que tiene todo lo necesario para un público exigente. Pero más que eso, quizás, sea la posibilidad de cumplir sueños.

Lo cierto es que la firma Tevelam resolvió construir estas baterías con las que estuvo presente a fines de mayo en la Musikmesse de Frankfurt, la feria más importante del mundo musical donde expuso este producto. El gerente de planta, Alberto Menache, dijo: “Era hora de hacer este emprendimiento en la Argentina para no depender tanto del exterior”.

La batería está hecha con madera de araucaria araucana -muy similar al maple que usan en los Estados Unidos- y en los procesos que intervienen en su fabricación, el laminado con poxi y termosellado permiten un resultado que no se deforma con la temperatura y resiste la humedad, le da firmeza y resistencia. Logran así un casco indeformable.

El Ceo de la firma, Hugo Martellotta recibió personalmente a 36 bateros de todo el país y les hizo una visita guiada por la planta donde se fabrica la batería. Junto con los empleados mostraron y explicaron el paso a paso.

Hugo le dijo a El Federal que cuando se reunió con el Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, le dijo que si quería importar, tenía que exportar, entonces tomó la decisión de fabricarla en la Argentina. Fue a China, compró treinta máquinas, invirtió 500 mil euros y ya produce 600 baterías por mes con una capacidad de fabricar 1200. Ya tiene prometido su trabajo a Brasil, Chile y Uruguay.

Para comprobar la calidad de las baterías que salen al mercado con la marca Legend, convocaron al artista Cristian Judurcha, como wwwer y consultor, quien talló su trayectoria profesional junto con Luis Alberto Spinetta, Mono Fontana, Pedro Aznar, Luis Salinas, Lito Vitale, Patricia Sosa, Alejandro Lerner, Dabvid Lebon, Javier Malosetti, entre otros, y que hoy forma trío con Epumer y Machi; el Lito Epumer Quinteto y la banda de Facundo Monti. Además es profesor y dio cátedra en el Seminario Ruta 40 de la Universidad Nacional de La Plata.

“Me llamó la atención que sea un producto hecho en la Argentina, por sus detalles de terminación, los herrajes y su calidad, pensando en que es un instrumento básico con un precio sumamente accesible”, le dijo Judrucha a El Federal. En las clínicas específicas que brindó con este instrumento, el músico describió al sonido como “super envolvente, con unos armónicos cortos, lo que permite tener una afinación inmediata, cosa que es realmente difícil en baterías de estas medidas: 12, 13 y 16. Otro detalle es el bombo de 22 por 16 con un sonido muy determinante y claro en graves. Su redoblante de 14 X 6/ym de 8 torres, tiene muy buena sensibilidad, ataque y buenos armónicos, lo que conforma un combo fundamental para tener en cuenta a la hora de afinar para cualquier estilo.”

Para sus fabricantes, el lema es “Legend, orgullo argentino”. Y tienen razón.

Detalles

* Si una bateria importada cuesta 7500 pesos, esta bateria, que es profesional, se puede comprar desde los 4400 pesos.

* La bateria en números: 3200 kilogramos de madera de araucaria araucana, 800 hojas de laminado, 163.200 tornillos, 4800 brackets, 54 mil torres de afinación.

 

Mirá el video de Cristian Judurcha probando la batería