Wari, que significa “salvaje, indomable, incansable, protegido de los dioses”, es el ejemplar más joven, y Chikan, que significa “único, distinto a todos”. Ambos fueron rehabilitados en Mendoza.

Con estos ejemplares se suman 12 cóndores rescatados y liberados en la provincia de La Rioja. De esta manera, el Programa Binacional de Conservación del Cóndor Andino habrá logrado reintroducir 181 cóndores en toda Sudamérica.

Se preparó una ceremonia ancestral, a cargo de la comunidad originaria del lugar, para coronar el retorno de los cóndores a su ambiente natural.

De todo el proceso participó personal de Fauna de la Dirección de Recursos Naturales Renovables de Mendoza, junto a la Fundación Cullunche y Gendarmería Nacional, que realizaron también el traslado de las aves.

El macho juvenil había sido encontrado sin poder volar y con signos de debilidad en el paraje Quebrada del Agua Negra en Chilecito. Y el segundo ejemplar es un macho adulto que fue encontrado pocos días después en la misma zona, con poca coordinación y sin poder volar, con un aparente cuadro de intoxicación.