Gaby, la voz sensual de tango, como ella se presenta, podría ser la protagonista de la canciòn de Facundo Cabral que dice “no soy de aquí ni soy de allá no soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir y ser feliz es mi color de identidad”. La joven bonaerense repartió su infancia entre Bahía Blanca y Casbas, a doscientos kilómetros de esa ciudad. Yendo y viniendo. Creció con el tango. Cantaba desde muy chiquita en las fiestas del jardín de su madre, que era maestra. Su camino a los escenarios de despejaba aunque no iba a ser fácil. 

Cuando sus padres dormían la siesta sus abuelos le recitaban letras de tango mientras mateaban.”Contaban las letras y yo me las aprendía: ‘El amor desolado’, ‘Mi dolor’ y ‘Así cantaban mis abuelos’ eran sus favoritas”. Gaby escuchaba y aprendía. Con el sueño de subirse a un escenario se anotó en los Juegos Bonaerenses en la sección de canto y cumplió. “Llegué a las finales pero no gané. Estaba muy feliz”, recuerda su paso por esos juegos en Mar del Plata. El mal paso no la desanimó y participó nuevamente en un concurso. Esta vez se presentó en “Sorpresa 2002”, la secuela de “Sorpresa y media”, el otro ciclo exitoso de Julián Weich que lo precedió.

Con ese mismo ímpetu grabó su primer álbum con sólo 19 años: “Tangos a mi manera” (Dandy Producciones). “Tome tanto de mi repertorio y otro que no, con los productores buscamos variar entre autores nuevos y otros no tanto, como Chico Novarro. Rescatamos tangos del olvido, como “Hoy es tarde” y “Uno y uno”. Su performance en vivo la diferencian del resto y la acercan a modelos clásicos. “Me gusta la Tana Rinaldi, Virginia Luque, mezclan la actuación con el canto, eso es lo que más me gusta, l a emoción que transmite el tango”, se defiende.

Gaby sostiene hoy es muy difícil cantar tangos de nuevos autores. “Cuesta competir con un tango que está escrito para que lo cante determinado autor, siempre pienso en el tango “Fumando espero” (ndr; de Félix Garzo y Juan Viladomat), que sonaba para que lo cante Argentino Ledesma y no otro. Escribo versos y poesía desde chica, el tango cambió, ya no existe el arrabal y el farolito. Por eso, aunque los temas sean los mismo, la escenografía, mutó. En 2002 escribí algo sobre la caía de las torres gemelas y cómo se disparaba el dolar”. 

Gaby es licenciada en comunicación y ya editó seis discos y un DVD de distribución internacional. Además de su extensa carrera solista integra el grupo femenino “Muñecas Bravas” (junto a Patricia Malanca y Geraldine Trenza Cobre).P ubicó los libros “Carlos Di Sarli, El Señor con Alma de Niño” y “Roberto Achaval, El último cantor de Pichuco”. Desde 2005 conduce el programa radial “La Fama es Puro Cuento”, que se emite todos los domingos por la mañana por Radio Mitre de Bahía Blanca (FM 100.3). El tango es esencial en su vida. “Todos mis proyectos tienen que ver con él. Desde lo que canto, hasta lo que escucho o me gusta escribir. No me veo cambiando de género, a pesar de que me gusta cantar algunas canciones de otros géneros en los espectáculos para romper la monotonía, el tango siempre será mi música. Además de las piezas me encanta su historia, conocer a sus protagonistas, investigar, ahondar en los contextos que dieron lugar a las letras o a la diversidad de estilos en las orquestas. Creo que conocer la historia nos permite decir mejor el sentido de lo que interpretamos”.

Para el 2014 ya tiene varios planes.”Estoy escribiendo un musical que va a dar que hablar. Es una idea que atesoramos hace mucho tiempo y aún no habíamos tenido la oportunidad de concretar. Este va a ser el año, me tiene muy entusiasmada ese proyecto. También trabajo en el próximo disco y tengo en gateras un nuevo espectáculo para “Muñecas Bravas”: un homenaje a Aníbal Troilo en el centenario de su nacimiento. Seguiré presentándome en el interior del país y esperamos en octubre presentar el libro “El silencio que mastica el pucho” en Bahía Blanca, escrito en colaboración con varios bahenses amigos del tango”.

 Más info: gabylavozsensualdeltrango.blogspost.com