Un total de 26 cardenales amarillos que habían sido decomisados en procedimientos contra el comercio ilegal del Ministerio de Medio Ambiente fueron liberados en la estancia “La Colorada”, al sudoeste de la ciudad de Santa Rosa, en La Pampa, y ahora serán monitoreados.

Los ejemplares de esta especie autóctona que se encuentra en peligro de extinción y forma parte de las especies prioritarias identificadas por el Plan de Acción Extinción Cero que impulsa ese ministerio, provenían del comercio ilegal de fauna.

“Esta no es una liberación más de ejemplares provenientes del comercio ilegal. La importancia de este evento radica en que por primera vez en la Argentina se realizará un seguimiento de cardenales amarillos provenientes de incautaciones luego de su liberación, para lo cual se les ha colocado un radiotransmisor“, señaló Santiago D´Alessio, director de Fauna Silvestre y Conservación de la Biodiversidad del Ministerio de Ambiente.

“Esto permitirá conocer si se reinsertaron bien en su hábitat (donde ya existe una población de cardenales), lo cual nos ayudará a los organismos de gestión ambiental a la hora de tomar decisiones sobre el destino de las aves decomisadas”, agregó.

Las aves fueron rehabilitadas por Fundación Temaikén y fue el Laboratorio de Ecología y Comportamiento Animal de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, que extrajo muestras de material genético de esta especie para poder estudiarla, determinar a qué región pertenecen los ejemplares y luego evaluar el lugar más adecuado para su liberación. Este trabajo estuvo basado en el estudio realizado por la Universidad de Buenos Aires sobre la identificación de características genéticas de cardenal amarillo según la región.

Esta especie fue categorizada “en Peligro de Extinción” en 2010, y su área de distribución está restringida a la Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, pero la mayor parte de las poblaciones de la especie residen en Argentina.