Se trata de Aukán, el ejemplar más grande rescatado hasta el momento, un macho adulto con astas de 7 puntas y 120 kilogramos de peso. Fue encontrado hace dos meses con una herida en su hocico, y trasladado al Centro de Rescate Temaiken (CRET) para continuar el tratamiento, en el marco de acción del Comité Científico Técnico Ciervo de los Pantanos (CCCP).


El ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus), guazú pucú en guaraní -que significa “ciervo grande”- es una especie en peligro en extinción declarada Monumento Natural en la provincia de Buenos Aires, y está incluida en la Lista Roja de Especies Amenazadas contemplada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por su sigla en inglés).