Coronel Suárez se encuentra en el centro sur de la provincia de Buenos Aires, a 140 kilómetros de Bahía Blanca. Desde hace tiempo, como en tantos pueblos y ciudades con fuerte presencia de la agroindustria, vecinos y vecinas se organizaron para hacer visibles los problemas ambientales y de salud en la población.

En un comunicado, la comuna informó que la norma “establece una zona de exclusión, abarcando 150 metros desde su promulgación y hasta cumplido el primer año y luego se fijará en 300 metros donde no se podrán aplicar agroquímicos”.

“Con esta ordenanza estamos priorizando la salud de nuestros vecinos y vecinas”, afirmó el concejal del Frente de Todos, Mauro Moccero.

Además, el edil indicó que “desde el 10 de diciembre nuestro objetivo fue avanzar en aunar una posición que nos permita este primer paso, que sin duda redundará en beneficios para el medio ambiente y fundamental en la salud de la población”.

“Además se creará una comisión integrada por el INTA, área de Salud de la comuna, organizaciones no gubernamentales y productores, que tendrá por misión analizar las excepciones a la aplicación en las zonas de exclusión establecidas oportunamente”, agregaron las fuentes comunales.

También se establece la creación de una patrulla ambiental y el registro para aplicadores, quienes deberán llevar a cabo capacitaciones obligatorias.