Un informe pormenorizado de la última década turística precisa que desde 2002 vinieron más extranjeros a la Argentina, hubo más argentinos que salieron del país y entre el nuevo calendario de feriados, las vacaciones de invierno y de verano, hubo un 23 por ciento de gente que pudo vacacionar por primera vez y todo este movimiento generó en total un 22 por ciento más de puestos de empleo para una industria que suma 1.100.000 trabajadores.

Acá cerquita en el tiempo, el 2014 tuvo en sus primeros quince días un impacto registrable, en especial en Cuyo y Norte de Argentina, por donde pasó el Dakar, con los siguientes números: 2,5 millones de personas siguieron cada minuto de esta carrera internacional.

Los datos brindados por el Ministerio de Turismo de la Nación que conduce Carlos Enrique Meyer, marcan una proyección basada en reservas y arribos: contabilizaron un total aproximado de 27,9 millones de personas que se movilizarían a distintos destinos de la Argentina durante el verano. Del total de arribos, unos 5,1 millones correspondieron a diciembre, mientras que para enero se preveían 10,4 millones de personas y unos 8,7 en febrero, mientras que para marzo la proyección es de 3,6 millones.

Un 38 por ciento de esos casi 28 millones de personas se distribuyó en el interior de la provincia de Buenos Aires; un 20 por ciento en Córdoba. Un dato llamativo: el 12 por ciento eligió destinos que nunca antes habían elegido, resultado que, explica el informe, se debe al desarrollo de la diversificación de la oferta con nuevas propuestas como el senderismo y el turismo rural comunitario. “Esta tendencia encuentra una explicación social, pues son propuestas que unen el turismo con la naturaleza, tal el enfoque que le imprimió el ministro”, destacó en declaraciones la subsecretaria de Desarrollo Turístico, Valeria Pelliza, quien desde su equipo da especial apoyo a las propuestas sociales de la actividad.

En los últimos años, con la generación de nuevos parques nacionales, se implementaron proyectos como el de Huella Andina que une tres provincias como Neuquén, Río Negro y Chubut en cinco Parques Nacionales, en más de 500 kilómetros señalizados para practicar senderismo con distintos niveles de dificultad en los que se integran las comunidades y pueblos que se distribuyen entre los atractivos naturales. “La visitación a los parques nacionales creció en un 78 por ciento entre 2003 y 2012”, dijo Pelliza para explicar el desarrollo de la oferta de naturaleza que brinda el territorio.

Adentro y afuera

El movimiento interno también fue intenso: 8,5 millones de turistas viajaron por el país durante los feriados largos de 2013. Significaron un gasto de 7.453 millones de pesos, según el informe del Ministerio de Turismo. Ahora bien, este mismo criterio registró un crecimiento del 143,6 por ciento de ingresos económicos con el 86,5 por ciento de turistas no residentes que arribaron entre 2003 y 2012; los argentinos que salieron también registraron crecimiento del 134,7 por ciento, dado que en 2003 viajaron afuera unos tres millones de argentinos y en 2012 lo hicieron 7.247.040.

Justo cuando en España se inaugura la mayor exposición de turismo mundial, FITUR 2014, la Organización Mundial del Turismo (OMT) brindó los números de la actividad registrados durante 2013. Así, el termómetro mundial de la actividad turística expresó un movimiento de 52 millones de turistas más que en 2012. Esto significó un crecimiento del 5 por ciento, que representan 1.087 millones de viajeros.

El secretario general de la OMT, Taleb Rifai, destacó este crecimiento como “un año excelente para el turismo internacional” y aclaró que “el turismo ha sido uno de los pocos sectores que ha aportado buenas noticias a muchas economías”, dijo.

El informe mundial detalló que en el caso de América tuvo un crecimiento de 6 millones más de llegadas respecto del año anterior y alcanzó a los 169 millones. Tanto América del Norte como América Central tuvieron sendos crecimientos del 4 por ciento, mientras América del Sur tuvo un alza del 2 por ciento.

La importancia de los países emisores, como Rusia y China, es que, en este último caso, representó en 2012 un gasto de 102.000 millones de dólares (un 28 por ciento) mientras que la Federación Rusa, es el quinto mayor mercado emisor con un crecimiento del 26 por ciento.

El mundo se agita y tras la crisis económica mundial de 2008 en los principales países del primer mundo, el tablero del planeta se mostró con diferentes aceptaciones y crecimientos que impusieron agudeza en los países que debieron ajustar sus propuestas para atraer nuevos mercados y segmentos de la oferta y la demanda.