Se trata de las crías que nacieron el miércoles 6 de junio. La mamá, Tania, es una yaguareté llevada hasta la reserva San Alonso, en los Esteros del Iberá, desde el zoológico de Batán, en el partido bonaerense de General Pueyrredón.

Los dos cachorros se amamantan y permanecen en una “paridera” junto a su madre, como parte de un proyecto para reintroducir la especie, en peligro de extinción, a su hábitat natural, informó hoy el Centro Experimental de Cría de Yaguaretés (Cecy).

Por ahora vemos que están mamando bien de su madre y que ésta los atiende adecuadamente, pero debemos ser muy prudentes porque estamos hablando de una madre primeriza que todavía debe aprender a sacar adelante a sus crías por sí sola, sin interferencia de los humanos”, explicó la responsable del Cecy, Maite Ríos.

El padre de los cachorros es Chiqui, un macho que fue entregado en “préstamo reproductivo” por el Refugio Faunístico Atinguy de la Entidad Binacional Yacyretá en Paraguay.

El yaguareté (Panthera onca), que fue incluido como especie prioritaria en el Plan de Acción Extinción Cero, está amenazado por la pérdida de su hábitat, la caza, la persecución para evitar ataques al ganado y los atropellamientos en rutas.