La norma, aprobada a fines de julio por el Concejo Deliberante paranaense, busca promover “el cuidado, protección, respeto, bienestar y tenencia responsable de animales domésticos, asegurando su protección“. Será aplicada por la Dirección de Salud Animal Municipal, que deberá constatar las infracciones denunciadas.

Se considera como animal doméstico a todo animal de compañía que por su característica evolutiva y de comportamiento pueda convivir con el ser humano dentro de un ambiente doméstico.

Entre sus artículos, la normativa establece que el abandono animal será sancionado con multas que oscilan entre 2.500 a 3.500 Unidades Fijas (UF), que equivalen al valor de 1 litro de nafta súper por unidad.

Quienes mantengan a un animal en instalaciones o espacios inadecuados que afecten su salud, bienestar, higiene y esparcimiento deberán cumplir una pena de entre 1.500 a 3.000 UF. Por otro lado, la persona que “menoscabe la integridad de un animal doméstico” al “pintarlo, teñirlo, ponerle objetos o todo acto que produzca daño en su salud y bienestar físico” deberá pagar entre 1.500 a 3.000 UF.

También se indicó que quien presencie cualquiera de las situaciones y presente pruebas fehacientes del acto, podrá denunciar a través de una línea telefónica, que aún no se dio a conocer.