El procedimiento de cortar el capullo para separar la vaina del gusano de seda se realiza de manera manual y puede abarcar alrededor de 20 mil unidades. Para resolver este problema, técnicos del INTI diseñaron una máquina cortacapullo que facilita y agiliza esta tarea.

El Laboratorio de Seda de INTI-Textiles está convocando a productores de seda interesados en utilizar la máquina durante dos o tres semanas para registrar su experiencia a través de un formulario, lo cual permitirá modificar y/o ratificar el diseño y funcionamiento de la misma.

“El proceso de funcionamiento de la máquina consiste en ingresar los capullos por una tolva que los descarga en un distribuidor, el que a su vez los ubica en dos discos de plástico, donde luego son cortados por una cuchilla circular. El corte se produce limpio porque se retira la pupa sin ensuciar las fibras, abollar los capullos o disminuir la capacidad productiva”, detalla Hugo Enciso, jefe del Laboratorio de Seda.

“Al comenzar el trabajo se establecieron los parámetros iniciales del diseño para crear una máquina que mejore la calidad de vida de los productores”, explica Juan Ignacio Szombach del Laboratorio de Proyectos y Prototipos de INTI-Mecánica, centro que estuvo a cargo del diseño del equipo. Luego se realizó una búsqueda de antecedentes y se armó un modelo computarizado 3D del sistema de corte y separación para simular su cinemática. Posteriormente se seleccionaron los materiales eléctricos y mecánicos, y se fabricó el prototipo.

Las principales ventajas que ofrece la máquina son que permite cortar más de un capullo por segundo, a diferencia del corte manual que puede demorar veinte veces más; separa el gusano de la fibra; es fácil de usar; almacena los subproductos procesados en diferentes compartimientos; tiene un tamaño reducido que lo hace liviano y fácilmente transportable; funciona con una tensión de 220V; y permite cortar y separar en seco.

El desarrollo se suma a las acciones que se vienen realizando el INTI para propiciar la industrialización de la seda. En esta línea, la implementación de la máquina permitirá fortalecer la producción de esta fibra milenaria, que en el país está concentrada en poco más de 300 pequeños productores.