Más de veinte bodegas de todo el país venderán sus productos a precio mayorista en el oulet de vino en la ciudad de Mar del Plata. Una excelente oportunidad para adquirir y degustar vinos de todas las regiones vitivinícolas a precios inigualables.

Se realizará en El Torreón del Monje los días 16, 17 y 18 de enero. Turistas y visitantes podrán degustar y comprar vinos característicos de nuestro país a partir de las 18 horas. La entrada es libre y gratuita. Ya se hicieron outlets de vinos en Mendoza y en Buenos Aires.

Argentina, Tierra de Vinos en la Costa Atlántica Con el apoyo del Ministerio de Turismo de la Nación y su programa Argentina Tierra de Vinos, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) lleva a Mar del Plata, uno de los polos turísticos más importantes del país, una nueva edición del Outlet de Vinos.

Esta modalidad de venta de vinos a precios mayorista surge en diciembre de 2013 con el objetivo de ofrecer a bodegas boutique, pequeños productores y bodegas integradas un espacio para mostrar su producto y marca al público general y mercado. La primera edición del Outlet de Vinos se realizó en la provincia de Mendoza y fue tal el éxito obtenido que ya ha recorrido distintas provincias hasta llegar ahora a la costa atlántica.

El INV trabaja junto al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación difundiendo los beneficios del consumo moderado de nuestro Vino Argentino Bebida Nacional. El programa Outlet de Vinos, se sigue expandiendo y cada vez son más las bodegas interesadas en formar parte.

En esta oportunidad el Outlet contará con el tráiler del Ministerio de Agricultura que está equipado con una pantalla gigante que les permitirá a los asistentes apreciar los paisajes y características particulares de cada una de las regiones vitivinícolas y los atractivos que ofrece el enoturismo en nuestro país.

El INV promueve el consumo responsable de alcohol Desde el Organismo se enfatiza en que la vitivinicultura poco tiene que ver con los excesos porque el consumo de vino es un hábito asociado a las buenas conductas, a las comidas, a los momentos de disfrute saludables y forma parte de la dieta alimentaria de mucho de los países.

Por eso hace una serie de propuestas que están encaminadas, por un lado, a educar no solamente a consumidores sino también a trabajadores afectados por el riesgo y también tiene que ver con la intercomunicación entre organizaciones a través de las redes sociales de manera que muchos actores puedan difundir los buenos hábitos de consumo de alcohol.

También propone limpiar las etiquetas de vinos de todos aquellos mensajes que confunden y las advertencias de tipo nutricional o de seguridad de la salud o que tienen que ver con el consumo responsable estén incorporados en los códigos QR y un simple pictograma que identifique el beber con moderación.

La propuesta del INV incluye normas de seguridad vial y consiste en colocar, en los vehículos, sensores que eviten el encendido en el caso de un consumo excesivo de alcohol.

El motor no se puede encender si la persona ha consumido y esto se puede hacer a través de un programa progresivo, empezando por aquellos que por las normas legales vigentes ya tienen cero gramos por litro alcohol en sangre como es el caso del transporte público de pasajero o los transportes de cargas para, progresivamente, llegar a los vehículos particulares.