La Defensoría del Pueblo de Mar del Plata alertó hoy a las personas que quieran alquilar por internet en esa ciudad para este verano, que deben tomar recaudos para evitar ser estafados especialmente en lo que respecta a los sitios genéricos en donde se ofrece rentar un departamento a muy bajo precio.

El defensor Fernando Rizzi dijo a Télam que ” no se pretende generar alarma sino por el contrario, advertir para prevenir cualquier posible inconveniente, y dar la señal de que la ciudad asiste, protege y defiende a quien pueda tenerlo”.

Precisó que para evitar ser estafado en alquileres de inmuebles por internet “hay que saber que las inmobiliarias no publican en sitios genéricos de compraventa sino que utilizan portales propios, o bien la Red del Colegio de Martilleros”.

Rizzi recomendó a los turistas alquilar “preferiblemente a través de inmobiliarias registradas que utilizan sitios propios y que ante cualquier duda, se debe consultar al Colegio de Martilleros. www.matillerosmdp.com.ar”.

“Hay que desconfiar de anuncios con precios demasiado bajos, así como de anuncios con faltas de ortografía, lenguaje con incorrecciones o mal redactado, no realizar transferencias bancarias ni enviar pagos por empresas internacionales si no se conoce fehacientemente a quien le deposita”, sostuvo Rizzi.

Aconsejó además realizar “una búsqueda previa en internet para conocer la existencia del inmueble que le es ofrecido en alquiler y quién lo publica y si se indican teléfonos o mails de contacto, hay que consultar previamente en Internet para verificar si son reportados por otros usuarios como fraudulentos”.

Rizzi destacó, además, que hay que preferir los contactos a una línea fija y tener presente que os conocidos buscadores de Internet pueden ser una buena opción de cotejo de datos” y añadió: “Hay que realizar una investigación del usuario y la oferta con anterioridad a efectuar cualquier depósito o envío de dinero”.

“Tampoco hay que confiar en los precios por debajo de la oferta del mercado inmobiliario que piden por esas propiedades. Lo más probable es que se trate de una estafa y después de que el turista deposite el dinero solicitado -en alguna cuenta bancaria- para reservar la propiedad es probable que no se pueda volver a tomar contacto con los estafadores”, alertó el defensor.

Indicó además que “es habitual que los estafadores den domicilios falsos y cuando el turista se traslada al lugar elegido para vacacionar, se encuentra con la desagradable sorpresa de haber sido engañado ya que las personas con las que se contactaba por correo electrónico han desaparecido”.

 

Fuente: Télam. Fotos: Archivo Infomedia.