La doma tradicional en caballos es muy cruel. Las secuelas que deja en los animales son irreparables. Es lamentable que los caballos deban sufrir tanto, y me parece excelente la aplicación de la técnica TVAN que elaboraron los integrantes de la cátedra de Equinotecnia de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Lomas de Zamora. Y destaco el interés de los jóvenes para que el caballo no sufra más el castigo que le da el hombre. Debemos aprender de los jóvenes, y no tener verguenza porque nos indiquen lo que tenemos que mejorar. Todo sea por el bien de nuestros caballos y así facilitar el trabajo de los domadores y de nuestros paisanos. La destreza de los animales depende mucho del proceso de doma y si se descuida y se utilizan agresivos, sus capacidades se debilitan.  
Manuel Adot, Salta.