El comienzo del encuentro de los fieles se inicia el día en que se recuerda la muerte de Antonio Gil, “ajusticiado” en Mercedes, Corrientes, un 8 de Enero en 1878 por la policía luego de buscarlo por desertor de las filas autonomistas correntinas. Pocos santos de la liturgia pagana criolla son tan imporantes y generan tanta devoción como el “Gauchito Gil”, su presencia está en todas las rutas del país.

Antonio Gil, según cuenta la historia más difundida, robaba ganado para darle comida a los pobres, siendo una suerte de Robin Hood pampeano. Reclutado para combatir en la Guerra de la Triple Alianza, desertó y fue perseguido, nunca le gustó la violencia. Cuando lo capturaron por los delitos que cometió, un comisario estaba a punto de dispararle debajo de un árbol, y el Gauchito Gil le dijo: «No me mates, que ya va a llegar la carta de mi inocencia». El comisario respondió: «Igual no te vas a salvar», y el Gauchito dijo: «Cuando llegue la carta vas a recibir la noticia de que tu hijo está muriendo por causa de una enfermedad; cuando llegués a tu casa rezá por mí y tu hijo se va a salvar, porque hoy vas a estar derramando la sangre de un inocente». En esa época se creía que invocar la sangre de un inocente era milagroso. Al llegar a su casa en Mercedes, el comisario encontró a su hijo enfermo, rezó por él en nombre del Gauchito Gil y su hijo se curó. El comisario volvió adonde estaba el cuerpo de Gauchito Gil y le pidió perdón.

Aunque no es reconocido por la Iglesia Católica, su conmemoración es acompañada por diversas iglesias de la diócesis de Goya, bajo cuya órbita se encuentra Mercedes. En esta ciudad y con organización de María Barrientos, se realiza la recordación de la fecha y los devotos del Gauchito, llegados de diferentes puntos del país, se suman al encuentro pleno de fervor popular, con cantantes, payadores, destrezas gauchas y “todo un entorno para que la familia disfrute a pleno de un encuentro de fe, pero sin perder la alegría del baile, la caballada o las comidas especiales que se preparan”

De esta manera, con lo que se espera será un nuevo y gran encuentro de devotos del Gauchito Gil en el predio que se encuentra a solo 500 metros del cruce de Rutas 3 y 26, se volverá a rememorar la figura de un santo popular que tiene presencia en el corazón de miles de argentios de todas las provincias. Es el santo del interior.