La provincia de Neuquén estudiará el potencial energético del área geotérmica del volcán Domuyo, la montaña más alta de la Patagonia (4707 msnm), ubicada en la llamada Cordillera del Viento, en el departamento de Chos Malal.

El objetivo es actualizar el modelo conceptual del campo geotérmico, que posibilite determinar la factibilidad técnica, económica, financiera y ambiental de un proyecto de generación de energía eléctrica a escala comercial.

 

Los estudios geofísicos comprenden 90 estaciones de medición con el método magnetotelúrico, otras 40 con el método TDEM (sondeo transitorio) y 130 estaciones con el método gravimétricos. Está previsto utilizar técnicas sofisticadas que permitan ampliar los estudios iniciados en 1984 por la Agencia de Cooperación Técnica de Japón (JICA).

La firma encargada de realizar los estudios será Proinsa con el respaldo de la mexicana Enal, especializada en especializada proyectos geotermoeléctricos. El plazo de ejecución es de nueve meses y una inversión de $6 millones. La energía geotérmica no tiene en el país claros referentes, por lo que cinco de las seis empresas que se presentaron para actualizar y digitalizar los estudios del potencial que guarda el Domuyo, lo hicieron con el aval de firmas extranjeras.

El proyecto de estudio, que es una etapa previa a la licitación del área para su desarrollo, sufrió algunos contratiempos y deberá esperar al próximo verano para concluirse. Por consiguiente se fijó en nueve meses el plazo de ejecución de las tareas que comenzarán con trabajo de gabinete. Para el total del análisis se destinarán unos $6 millones y comenzará a fines de abril.

Los fondos surgieron del programa de Nación denominado PESE y busca actualizar los estudios realizados en el 1984 por la Agencia de Cooperación Técnica de Japón (JICA). En aquel entonces se estimó en 30 megavatios el potencial del área ubicada a 35 km al norte de la localidad de Varvarco. Sin embargo los técnicos de la ADI-NQN prefieren ser más cautos al respecto y esperar los nuevos resultados.

Una vez resulto el potencial el yacimiento, deberá competir en economicidad contra Copahue que tiene probados 30 megavatios de potencia pero por infraestructura es mucho más barato.