Fuente: Los Andes y Diario del Cuyo

Nuevamente la tierra crujió. Un fuerte terremoto de 8.30 grados Richter con epicentro cerca de la costa chilena, en la zona central del país trasandino, sacudió a Mendoza, donde el el sismo tuvo una fuerza de 7.1 grados. El sismo ocurrió a las 19.55 (hora local) y el movimiento telúrico se extendió por cerca de 2 minutos, con una réplica de 6,6 grados Richter minutos después. 

En un principio, el Servicio Geológico de Estados Unidos reportó que el movimiento telúrico tuvo una magnitud de 7,9, pero rápidamente la corrigió a 8,3. El epicentro se ubicó en la Región de Coquimbo. En la ciudad de Mendoza hubo autoevacuados, sobre todo de los edificios del centro, poblando las calles. En los rostros de los mendocinos se percibía la tensión y el susto tras el sismo de larga duración. Vecinos de los edificios céntricos se autoevacuaron y ganaron las veredas del Centro. Quienes visitaban algún comercio también optaron por buscar un lugar seguro, lejos de cualquier construcción. Así las veredas se vieron “invadidas” por temerosos y precavidos.

En el Gran Mendoza, se registró la caída de carteles y mampostería, el derrumbe de una vivienda en Las Heras en la calle Emilio Civit del barrio Cinco Mil Lotes y cortes de luz en distintos puntos.  Por medidas de seguridad cerraron el Aeropuerto de El Plumerillo.

Según el sismólogo Miguel Castro, el temblor en Mendoza tuvo epicentro a 9 kilómetros de profundidad. “Es el más grande desde 1985 en Mendoza, cuando la magnitud fue de 6 a 7 grados Richter. La diferencia con aquél fue que éste no se registró en la provincia sino que lo hizo en Chile”, reconoció el especialista, agregando que en escala Mercalli la intensidad fue de 4 a 5 grados. 

Castro recordó que la marca histórica es del año 1961 con el terremoto de Valdivia, considerado el más grande de la historia, de 9,5 grados Richter. “Lo que ocurrió ahora es que se sintió muy fuerte porque se ha dado a poca profundidad y por eso los efectos son mayores”, indicó Castro. 

Anoche al sismo principal le sucedieron de 30 a 45 réplicas, que fueron decreciendo en intensidad y frecuencia con el paso de las horas. “Las réplicas van a durar hoy y días subsiguientes. En general, cuando tiembla así hay un reacomodamiento de placas posterior que dura varias horas”, subrayó Castro. Por último, recordó que para el histórico terremoto de 1861 en Mendoza hubo réplicas de similar intensidad a la del temblor principal, lo que no sucedió en 1985 ya que -como ayer- el movimiento fue decreciendo. 

En tanto La ruta internacional 7 que une Mendoza con Chile está cortada a la altura del segundo túnel de Uspallata por un derrumbe durante el temblor. “La calzada está cortada porque hubo caída de rocas”, informó el jefe de la Policía Juan Carlos Caleri. 

En la vecina Provincia de Catamarca, donde también se sintió el temblor, hubo una gran preocupación por el estado del Dique Las Pirquitas. En San Juan se sintió muy fuerte el sismo con caída de carteles y mamposteria en negocios y rotura en viviendas. Muchos caminos se hallan cortados por piedras que han caído desde los cerros. Vialidad Provincial informa que el camino entre Jáchal y Rodeo está intransitable, y llama a transitar con precaución por los caminos cordilleranos por posible desprendimiento de rocas. Hubo escenas de desesperación en las calles sanjuaninas, muchas casas sufrieron grandes destrozos. El temblor se sintió a las 19.54.

La onda expensiva del movimiento telúrico cruzó todo el país, hasta llegar a Paraná, Entre Ríos, incluso en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se registró el sismo, como hacía muchos años no se sentía. Casi medio país percibió el fuerte movimiento de placas. El panorama para las próximas horas es que se sientan nuevas réplicas. Defensa Civil, mientras tanto, llama a la la tranquilidad.