Miles de personas se encuentran evacuadas en localidades de Entre Ríos, Chaco y Corrientes a raíz de las lluvias intensas que cayeron sobre el Litoral haciendo que el rio Paraná crezca, y a su vez, provocando un nuevo aumento en la crecida del cauce del río Uruguay.

Según reportes de delegaciones provinciales de Defensa Civil, en Chaco había más de 2 mil personas evacuadas en escuelas, en Entre Ríos a las 300 familias ya relocalizadas se sumó hoy otro grupo de igual cantidad, mientras en Corrientes 200 pobladores del oeste y centro debieron dejar sus casas. En Santa Fe el gobierno dispuso la construcción de viviendas de emergencia para albergar a los vecinos de los barrios cercanos a la orilla del río.

En tanto, los pronósticos del Servicio Meterológico Nacional indicaron que pueden seguir las lluvias en la región al menos hasta el jueves, lo que puede complicar la situación de pobladores de la costa oeste de Entre Ríos que afrontan desde hace dos semanas la creciente del río Uruguay.

Más de 300 familias se evacuaron durante los últimos días en Chaco debido a la creciente de los ríos Paraná y Paraguay, por lo cual desde el Gobierno provincial se desplegó un operativo de emergencia para contener a las personas afectadas.

El río Paraná evidenció una importante creciente sobre la costa chaqueña y esta mañana se ubicó en una altura de 7,23 metros en el puerto de Barranqueras, casi un metro por encima del nivel de evacuación.

“Son poco más de 300 las familias evacuadas y autoevacuadas en la zona costera”, aseveró el presidente de la Administración del Agua (APA), Francisco Zisuela. El funcionario precisó que la mayoría de estas personas “se trasladan a viviendas de sus familiares y algunas pocas quedaron en las zonas más altas próximas a la costa”.

El gobernador Domingo Peppo recorrió ayer las principales zonas afectadas por la creciente, a fin de tomar contacto con los damnificados y constatar el funcionamiento del operativo de contingencia coordinado por los ministerios de Desarrollo Social, Producción, Infraestructura y Salud Pública.

En tanto en la Provincia de Corrientes, la situación no es alentadora. Mientras que en la capital fueron trasladadas 23 familias de barrios ribereños -20 fueron dirigidas a casas de familiares y tres se alojaron en módulos de contingencia ubicados en zonas elevadas-, en la ciudad de Goya una veintena de familias fue alojada en un centro de contingencia por el repunte del Paraná en las últimas horas.

Los evacuados en la capital son “permanentemente asistidos por agentes sanitarios”, precisaron desde la Comuna a través de un comunicado, y detallaron que los damnificados son habitantes de los barrios Pujol, Quinta Ferré, Itatí, Molina Punta, Caridi y La Tosquera. En tanto, las 20 familias evacuadas en Goya son del barrio Puerto Boca y son asistidas por el municipio.

En Goya el río mide hoy 5,75 metros, superando por cinco centímetros el nivel de evacuación, mientras que en la ciudad capital registra 7 metros, el punto exacto de evacuación, según reportó la Prefectura Naval Argentina. Además, el río sobrepasó el nivel de evacuación en Paso de la Patria e Ituzaingó, y permanece por encima del punto de alerta en Itatí, Bella Vista y Esquina.

En la Provincia de Santa Fé, el gobierno comenzó días pasados a construir viviendas de emergencia para la evacuación de las familias de la Vuelta del Paraguayo. Los primeros módulos se instalarán en un predio ubicado en la intersección de los caminos de acceso a la Vuelta del Paraguayo y Alto Verde, en el cual se realizaron diferentes tareas para su adecuada utilización durante la emergencia. 

Las Viviendas de Emergencia son estructuras prefabricadas que reemplazarán a los módulos habitacionales que se utilizaban anteriormente para reubicar a las familias afectadas por la crecida de los ríos. En ese sentido, el Gobierno de la Ciudad rubricó un convenio de colaboración con la Asociación Civil “Un Techo para Argentina” con el fin de replicar en la ciudad los prototipos de viviendas diseñados por esta organización sin fines de lucro y que son utilizadas en 19 países de Latinoamérica y el Caribe

En la Provincia de Entre Ríos, el nivel del río Paraná en el puerto de la capital entrerriana alcanzó este domingo los 4,73 metros, según indicaron fuentes de Prefectura Naval. Así, se superó la marca de 4,70, que es el nivel de alerta, y la altura se aproxima a los 5 metros, nivel de evacuación.

Por su parte, la Entidad Binacional Yacyretá lanzó un alerta hidrológico a través de un comunicado en el que indicó que “se estima que por lo menos hasta principios de la próxima semana el nivel hidrométrico permanecerá por encima” del “umbral de evacuación” en Ituzaingó, ubicado como puerto de referencia.