En su primera presentación en el gran estadio platense, Abel Pintos brindó un concierto que a su término calificó -haciendo uso intencional y sentido del nombre del lugar- como “único“.

El chico de Ingeniero White cantó ante más de 25 mil personas que agotaron las entradas desde hace cinco meses, y ante un despliegue escénico de luces imponente, Abel repasó en forma completa y en su mismo orden, los temas de su último disco “Abel”, para luego pasar a los más conocidos hits de su repertorio.

De este modo, en un recital que duró dos horas, cantó Aquí Te Espero, Ya Estuve Aquí, Tanto Amor, Lo Que Soy, Arder En Libertad, De Sólo Vivir, El Mar, Alguna Vez, Que Te Vaya Bien,  Cuántas Veces, Libertad, Motivos y A-Dios.

Ya en la segunda parte, siguió con: El Beso / Quisiera, Sueño Dorado, Sin Principio ni Final, La llave, Quien pudiera, Flores en el Río, No me olvides, Todo esta en vos, Halleluja, Tu voz, Incomparable,  Crónica, Aventura y Tiempo.

Finalmente, para los bises, fue el turno de: El Antigal, la perla de Petrocelli que lo consagró en el Festival de Cosquín, Bella Flor, Reevolución y, para finalizar, una repetición de Aquí Te Espero, vuelto, casi casi, su nuevo tema fetiche.

Acompañado por Ariel Pintos en guitarras y coros; Marcelo Predacino en guitarras, charango y coros; Alfredo Hernández en piano, teclado, programaciones y coros; Norberto Córdoba en bajo, teclado y coros, y Claudio Di Cicco en batería y percusión, y la participación como músicos invitados de: Elias Gurevich (1º violín), Grace Medina (2º violín), Kristine Bara (viola) y Pedro Carabajal (cello), con arreglo y dirección de cuerdas a cargo de Guillo Espel, Abel hizo de las suyas en el estadio Único.