En el marco de un operativo realizado en prevención de delitos e infracciones ambientales, guardaparques dependientes del Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables pertenecientes al equipo GOS (Grupo de Operaciones en Selva) procedieron al arresto preventivo de tres cazadores furtivos que se encontraban en el reserva cazando en forma ilegal y en plena cuarentena en esa área natural.

Una vez ya iniciada las actuaciones, los guardaparques encontraron en poder de los cazadores dos escopetas calibre 28 mm y una calibre 36mm, 25 cartuchos y un pecarí de collar (Pecari tajacu). Además, se procedió a la destrucción de tres campamentos de caza furtiva.

Los infractores fueron alojados en la Comisaría Policial de El Soberbio, y quedaron a disposición del Juzgado de instrucción Número 3 de San Vicente.