El gobierno misionero informó que estas 91 hectáreas buscan “consolidar el corredor biológico a partir de la compra y sesión de las mismas por parte de Vida Silvestre, cumpliendo, así, un anhelo de conservación, precisaron desde el gobierno provincial.

Indicaron que la provincia “genera la posibilidad de que distintas organizaciones, en este caso Vida Silvestre, ayuden a concretar las acciones necesarias para conectar el Parque Provincial Foester con el Parque Provincial Urugua-í, generando el anhelado corredor biológico”.

En este mismo corredor biológico hay propietarios que ya están destinando sus tierras a la conservación y otros que, como en este caso, decidieron venderlas para destinarlos a la conservación. De este modo se fue armando el rompecabezas entre ambos parques provinciales”, precisaron.

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, que presidió la firma de compra y sesión al mismo tiempo destacó la gran responsabilidad que Vida Silvestre manifiesta en estos hechos, y ratificó que la visión del gobierno “está puesta en la conservación del medio ambiente”.

También agradeció a los propietarios que accedieron a vender sus terrenos para “ayudar en este compromiso con la vida, porque lo que hoy estamos haciendo es garantizar más años y más metros más de vida al mundo”.

Andrés Camilo, un colono que decidió vender su tierra aseguró que ya venía trabajando con la conservación del medio ambiente. “Cuando compramos estos lotes, la idea era conservar y mantenerlos; las áreas que estaban degradadas ya fueron recuperadas, y hoy no queda ni un centímetro a cielo abierto, está todo cubierto con mucha fauna”, contó.

Y aseguró que cuando decidió vender recibió varias ofertas, “pero cuando supe que la idea es conservar, me pareció perfecto, seguirán haciendo lo que yo venía haciendo”, concluyó.