La ruta en que se tomó la fotografía, diseñada como “ruta parque”, permite disfrutar de increíbles imágenes de la selva y también de las vueltas del cauce del río Uruguay.

La tierna imagen refleja también la necesidad de recordar a los turistas por qué deben circular con precaución por la zona: para no atropellar ejemplares de la fauna local, como el oso hormiguero (Myrmecophaga tridactyla), que se encuentra en las Listas Rojas Internacionales como potencialmente vulnerable.

Inconfundible por su aspecto, la leyenda guaraní lo ubica como un adversario temible hasta el mismo yaguareté. Este es el felino más grande de América y está en la cima de la cadena alimentaria.

De hábitos solitarios, el oso hormiguero aparece con frecuencia en pastizales abiertos y sabanas arboladas. Se encuentra amenazado principalmente por la destrucción de su hábitat y en menor medida por la caza.

La distribución actual de esta especie en Argentina se halla en las provincias de Chaco, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán.